Pide Cofepris cierre de comercios

Adriana Estrada

El Mundo de Orizaba

Comercios del centro de la ciudad recibieron notificaciones por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), para que a la brevedad posible y hasta el 30 de mayo suspendan sus actividades.

De acuerdo al circular, el exhorto va dirigido a los propietarios de los establecimientos no esenciales, mientras que las autoridades municipales informaron que los comercios han sido comunicados a que si no se apegan a las medidas se podría aplicar una multa de 60 mil pesos por parte de la Comisión.

El documento, firmado por Bartolo Avendaño Borromeo, director de Protección contra Riesgos Sanitarios, establece que dado el actual panorama epidemiólogico en materia de covid-19, y con el objetivo de contribuir a la disminución de la carga de la enfermedad, sus complicaciones, saturación de los servicios hospitalarios y la muerte por covid-19 en la población residente en territorio veracruzano, se exhorta a los propietarios de establecimientos no esenciales, que a la brevedad y hasta el 30 de mayo, suspendan temporalmente sus actividades de atención al público.

Lo anterior, con base al documento oficial DOF: 21/02/2020 acuerdo por el que se modifica el similar por el que se establecen acciones extraordinarias para atender la emergencia generada por el virus SARS-CoV2, publicado el 31 de marzo de 2020.

Al respecto, el alcalde de Orizaba Igor Rojí López señaló que al ayuntamiento llegó una queja por parte de los propietarios de una zapatería a quienes les comunicaron que en caso de no acatar la medida de cierre en su negocio, se harían acreedores a una multa de 60 mil pesos por no acatar la disposición.

“En qué está soportado esa multa, no tengo idea, es por parte de la Secretaría del Trabajo, ya hay varios casos, el regidor Francisco José comento que en la mañana una tienda de lencería fuera del centro de la ciudad, también fue visitado por inspectoras de la Secretaría del Trabajo y también era el mismo procedimiento, o cerraban o era una multa de 60 mil pesos”, apuntó.

Expuso que de acuerdo a Cabildo no se pedirá el cierre de los comercios en la ciudad, pues si cumplen con la normatividad de las medidas de prevención solicitadas pueden permanecer abiertos en diferentes giros, como alimentos, telefonía, lencería, etc., siempre y cuando tomen las medidas sanitarias correctas y generar empleo.

Sin facultad para multar

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), no tiene la facultad legal para aplicar una multa por desacato de un exhorto.

La abogada Luz María Reyes Huerta refirió que de acuerdo al documento entregado a los propietarios de comercios se establece un exhorto a cerrar durante un periodo, sin embargo no es una obligatoriedad, y mucho menos se puede levantar una multa por no acatarla.

En este sentido dijo que para que se aplique una multa debe hacer un fundamento y apercibimiento por escrito a cada comerciante, previo a aplicar la multa, por lo que el documento entregado es el único con validez y como exhorto.

“No es procedente la aplicación de una multa, porque estás exhortándo no apercibiendo, en términos legales una autoridad apercibe, y si no se acata la consecuencia es una multa o medio de apremio de acuerdo al catálogo que proporciona la ley”, expuso.

Cofepris

En el portal de la Cofepris en las Acciones Estrategias por la Emergencia covid-19, señala que es la autoridad sanitaria responsable de proteger a la población mexicana de los riesgos que se pueden presentar por el consumo o uso de medicamentos y dispositivos médicos, además de los derivados del consumo de alimentos y de otros productos que utiliza la población cotidianamente.

Para que haya abasto de medicamentos e insumos para la salud, recepción de todos los trámites relacionados con la autorización de registros sanitarios y trámites asociados, de medicamentos y dispositivos médicos.

Agilizar la recepción de donaciones nacionales e internacionales; asegurar la calidad, seguridad y eficacia de los ventiladores pulmonares; garantizar la confiabilidad de los resultados de las pruebas para la detección de covid-19 y evitar falsos positivos o negativos, así como la búsqueda de alternativas terapéuticas para atender a los pacientes y garantizar las importaciones y exportaciones para la atención de la emergencia.