Llegan niños a Orizaba para trabajar en calles

Jessica Ignot

El Mundo de Orizaba

Son al menos 25 niños y adolescentes del municipio de Soledad Atzompa los que se han detectado que están en las calles de Orizaba en situación de trabajo, lo cual violenta sus derechos y los pone en riesgo.

Ayer, autoridades de Soledad Atzompa se reunieron con autoridades del DIF municipal de Orizaba, en donde se acordó trabajar en conjunto para conscientizar a los padres de estos menores sobre la importancia de preservar sus derechos e integridad, y darles seguridad.

Tras capacitar a los padres de familia de estos menores, y si no los retiran de manera voluntaria, las autoridades de Soledad Atzompa estarían tomando acciones legales contra los padres, así como el retiro de los menores y su resguardo en un albergue, informó el Procurador para la Protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes de DIF de Soledad Atzompa, Carlos Cocotle Morales.

Las autoridades de Orizaba Y Soledad Atzompa tomaron acuerdos en conjunto debido al crecimiento en el número de niños que están en las calles de Orizaba vendiendo o acompañando a sus padres que también son vendedores.

Se harán recorridos en conjunto para detectar menores de edad en la vía pública. Se trabajarán también campañas de información para promover derechos de los niños y evitar que estos acudan a Orizaba como acompañantes o vendedores.

En caso de que se detecten a menores en la vía pública, las autoridades orizabeñas estarán notificando de manera inmediata a las autoridades de Soledad Atzompa.

Cocotle Morales señaló que son muchos los riesgos que corren los niños en las calles, desde un atropellamiento, un abuso, un accidente, descuidos y demás.

Preocupados por esta situación decidieron atender el llamado de las autoridades orizabeñas para implementar acciones conjuntas que permitan no exponer más a estos pequeños.

Por su parte, el alcalde Armando Pérez de los Santos, señaló que muchos a los niños que acuden a Orizaba es por que acompañan a sus padres quienes llegan a vender, muchas veces no tienen con quién dejarlos en casa. Sin embargo, esa no es justificación para exponer a un riesgo mayor a los pequeños.

Durante la reunión,  el Procurador para la protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes de DIF Orizaba, Alfredo Luna Toral, mencionó que por la pandemia COVID-19, hay un incremento en la presencia de menores en la calle, han detectado en promedio de 5 hasta 18 niños diariamente en las calles de la ciudad. Menores de entre 5 y 12 años de edad que indudablemente están en riesgo.