Cumple 121 años la fábrica Santa Rosa

Yamilet Gámez
El Mundo de Orizaba

Ciudad Mendoza.- Un 15 de mayo pero de 1899 fue inaugurada la fábrica textil Santa Rosa, con el sonido del silbato que hizo sonar el presidente Porfirio Díaz inició la historia del pueblo fabril; hoy en la agonía la industria.
En 1986 los franceses Honorato Reynaud, Eugenio Caire, Joaquín Manuel y otros socios con una inversión de 3 millones 350 mil pesos para la industria a desarrollar en el municipio indígena de Necoxtla, en el llano conocido como Santa Rosa, explicó el cronista Luis Miguel López.
Indicó que en diciembre de1896 inició la construcción de la fábrica; el encargado fue el ingeniero Miguel Ángel de Quevedo, quien eligió el llano de Santa Rosa por la cercanía del río Blanco para generar energía mediante el uso de agua y la proximidad de las vías del ferrocarril para transportar la materia y así lograr exportación del producto hacia Europa.
Con ello inició la conformación del nuevo poblado a la par con la edificación de la fábrica y tres años después, el 15 de mayo de1899 fue inaugurada por el presidente de México, Porfirio Díaz.
En los alrededores de la fábrica se construyeron galeras que albergaban a los trabajadores inmigrantes de estados como Puebla, Oaxaca y Tlaxcala, principalmente.
Con el paso de los años la Compañía Industrial Veracruzana, Sociedad Anónima (CIVSA) creada por inversionistas originarios del Valle del Barcelonnette en los Alpes Franceses dieron empleo a cerca de dos mil obreros.
Ex trabajadores recuerdan que las telas elaboradas en la Civsa eran adquiridas por grandes almacenes del mundo.
Aunque hoy la fábrica continúa en pie, es un edificio histórico protegido por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), tras un largo tiempo, el predio fue vendido a Hidroeléctrica Santa Rosa.
Por diferentes situaciones, la industria no se ha puesto en marcha, sin embargo, existe la posibilidad de volver a producir hilo y así reactivar la economía que se desplomó precisamente por el cierre de la industria.