Oran por sus tierras y fin de la pandemia

Yamilet Gámez

El Mundo de Orizaba

Campesinos de la región preparan la tierra para el cultivo de temporada, se encomiendan a San Isidro Labrador para que la contingencia sanitaria llegue a su fin y no se vean afectados en sus actividades agrícolas.

En el Día de San Isidro Labrador, los campesinos suelen acudir a la misa de bendición de sus semillas, animales y herramientas que utilizarán durante la temporada de siembra.

En esta ocasión, la manifestación de fe la vivirán de una manera distinta, ya que en las parroquias y capillas donde se venera al santo, se encuentran cerradas, debido a la pandemia por el covid-19.

En la región algunas comunidades de Maltrata, Acultzingo y Ciudad Mendoza, realizan la celebración. San Isidro Labrador es Santo Patrono en la capilla El Encinar en Nogales y en el municipio de Xoxocotla.

Misas, procesiones, entre otras actividades religiosas y culturales se realizan cada 15 de mayo para conmemorar a San Isidro Labrador, patrono de los agricultores.

Los campesino Jesús Maldonado y Juan Carlos Escamilla, se encomiendan al Santo Patrono, cada 15 de mayo acuden a la bendición de su ganado en el municipio de Acultzingo.

Además de pedir por una excelente cosecha, piden que la pandemia no sea un problema para poder realizar sus actividades agrícolas.

Por ello no pueden guardar cuarentena, ya que previo a la temporada de lluvia, deben comenzar con la preparación de la tierra para la producción de cultivos.

San Isidro Labrador, fue canonizado por Gregorio XV, junto con San Ignacio, Francisco Javier, Teresa y Felipe Neri, el 12 de Marzo de 1622; San Isidro es ampliamente venerado como el patrón de los campesinos y los peones también en España.