“Home office” incrementa molestias músculo-esqueléticas: Especialista

El llamado “home office”, producto de las medidas para la mitigación de la epidemia de COVID-19, ha incrementado las molestias músculo-esqueléticas en los trabajadores, señaló el especialista en capacitación de seguridad laboral, Nelson Gutiérrez.

Mediante un comunicado, detalló que 86 por ciento de los trabajadores en el hogar reporta alguna “incomodidad” generada por su mobiliario o equipamiento.

En tanto que 35 por ciento de los días de reposo médico generados por enfermedad común, son resultado de lesiones músculo-esqueléticas.

Indicó que trabajar en la misma postura o permanecer sentado durante periodos prolongados no es saludable, pues es necesario cambiar la posición de trabajo con frecuencia durante el día y hacer unos pequeños ajustes a las sillas o respaldos.

El especialista recomendó realizar estiramientos en dedos, manos y torso, así como el cuello; “levántese y camine por unos minutos periódicamente; realice algunas tareas de pie: informática, lectura, teléfono o reuniones”.

También sugirió colocar el monitor de la computadora directamente de frente hacia la persona a menos de 50 centímetros de distancia, establecer debajo del escritorio o mesa un espacio suficiente para piernas y mantener una circulación del aire adecuada.

Así como minimizar el resplandor de las fuentes del techo, lámparas, escritorio y ventanas sobre la pantalla de la computadora y evitar distractores como el ruido excesivo, los niños y las mascotas.