Pasión por los videojuegos

Adoración Castelán
Diario El Mundo
Carismático, extrovertido, alegre y muy competitivo, así podríamos definir a Ernesto Alfonso Calatayud Ávila, un reconocido gamer profesional (jugador de videojuegos).
La pasión por los videojuegos, platica en entrevista, la surgió a la edad de cuatro años, cuando tuvo su primer contacto con la consola Super Nintendo; sin embargo, fue la Nintendo 64la que marcó su vida, ya que gracias al juego Super Smash Bros empezó a competir. A Super Smash Bros le siguieron otros títulos como Super Nintendo, Super Mario World y The Legend of Zelda: ALink to the Past.
Su primer torneo de videojuegos, recuerda, fue cuando tenía 11 años de edad, en la Ciudad de México, compitiendo en Super Smash Bros, donde quedó campeón.
La última vez que compitió profesionalmente fue en el año 2013 (igual en la Ciudad de México) en la plaza Morisco, cuyo torneo fue organizado por la liga GLM (Gamer League México), y fue del conocido juego de “Halo”.

No todo es jugar
Nuestro gamer invitado, además de competir profesionalmente en los torneos de videojuegos, también ha asistido como espectador, jugador casual, host del evento o Caster, que es un narrador de partidas de videojuegos.
Ernesto, quien también es Ingeniero en Mecatrónica por el ITESM Puebla, ha asistido a un aproximado de 50 competiciones de videojuegos en todo el país y algunos en Estados Unidos… y no solo ha asistido, también llegó a organizar más de 10 de estos eventos a los que han asistido miles de personas.
“Tengo experiencia de muchos años organizando, en todo aspecto, estos eventos masivos; de hecho, organicé uno en Córdoba en el año 2011 para mas de 800 personas con torneos de varios juegos, como Halo, Gears of War, Guitar Hero y FIFA”, comparte Ernesto
“Los juegos me han desarrollado una parte muy extrovertida, competitiva y de superación en mi gracias a todos los eventos que he asistido. Gracias a ello me pude ir a trabajar ya 2 veces a Orlando, Florida, para Disney World; y no solo eso, también considero que me han ayudado a en todos los trabajos que he tenido y siempre quererme superar más y más”, agrega.

Siguiente nivel
Tras varios años en el mundo de los videojuegos, Ernesto, cuyo gametag es XtreMe, decidió que era dar el siguiente paso: volverse streamer (una persona que, o bien juega a un videojuego o bien lo comenta, en tiempo real y lo difunde por alguna plataforma). En pocas palabras, un streamer tiene supropio canalen el que difunde su contenido, y en donde los usuarios pueden comentarle en tiempo real.
Y aunque pueda parecer algo sencillo, realmente no lo es.
“Para ser ‘streamer‘ se necesita mucha preparación. Hay que preparara el equipo, hay que tener los programas y archivos necesarios, y tener mucha interacción en redes sociales. Además, hay que interactuar con el público, pues el programa tiene un chat donde se les responde a todos los usuarios”, explica.
De acuerdo con Calatayud Ávila, la idea es que la transmisión sea muy divertida para el espectador y le agarre cariño a su streamer favorito para que le den ganas de ir a visitarlo cuando lo vea en vivo y pueda verlo jugar y ambos divertirse.
“Este trabajo como streamer es muy pesado por la constancia que requiere y la atención diaria que le debes dar a tus redes sociales, además de a tu vida diaria; consume más tiempo que incluso un trabajo normal de 8 horas al día. Sin embargo, si lo haces correctamente, tienes ese plus que la gente busca en streamers y logras crecer en ese medio; se vuelve un trabajo muy redituable”, finaliza Ernesto, quien ama jugar videojuegos, hacer reír a la gente y divertirse con amigos.