Tiene Carta Blanca ilusión intacta

Mary Chuy Rodríguez
El Mundo de Orizaba

Su pasión por el baloncesto las hace no detenerse, a pesar de que en el 2019 no hubo competencia nacional y para este 2020 el coronavirus ha frenado toda actividad deportiva, la tradicional quinteta de Carta Blanca, no pierde la ilusión de una vez más representar a Orizaba.
Con lo que tienen en casa y adaptando un espacio tratan de entrenar para mantenerse activas, pues todas coinciden en que el baloncesto independientemente de hacerlas feliz les da vida así que se resisten a dejarlo por completo, sin importar que algunas ya rebasan las 8 décadas.
Botan, hacen estiramientos, pases y flexiones, con la idea de que en el 2021 tengan la oportunidad de nuevamente estar portando el banderín de Pluviosilla en la justa que reúne a deportistas de la tercera edad.
Carta Blanca femenil es un ícono que marcó una generación dorada de jugadoras dentro del deporte ráfaga, teniendo la oportunidad de representar al país en giras extranjeras por Centro y Norteamérica, además de diversos viajes por toda la República Mexicana.

Se mantienen
Adela Ochoa, Antonia Villegas, Irma Arey, Araceli Rodríguez y Guadalupe Morales, son aquellas leyendas vivientes del primer equipo, el cual con el paso de los años se ha reforzado por mantener la tradición, aferrándose a no dejar morir el equipo, actualmente con algunos refuerzos jóvenes.