Sin pena ni gloria el Día del Trabajo para CIVSA

Yamilet Gámez
El Mundo de Orizaba

Ciudad Mendoza.- Hace algunas décadas en el Día del Trabajo el Sindicato de la Compañía Industrial Veracruzana, Sociedad Anónima (CIVSA) participaba en el desfile, era el principal festejo del Sindicalismo de la región; hoy el día pasa desapercibido.
Ocho años después de los sucesos del 7 de enero de 1907 en Río Blanco, Nogales y Santa Rosa, desde 1915 inició la conformación de los sindicatos de la zona industrial del Centro de Veracruz; el de CIVSA se conformó el 21 de septiembre de 1915, siendo el primer secretario general, Manuel Rossainz.
Cinco años transcurrieron después del inicio de la Revolución Mexicana y el derrocamiento de la Dictadura de Porfirio Díaz para que iniciara la organización obrera.
Los trabajadores de las siete fábricas textiles se agruparon para formar la Cámara del Trabajo de Orizaba; CIVSA en Santa Rosa; San  Lorenzo y Mirafuentes en Nogales; CIDOSA en Río Blanco; Cocolapan, Cerritos y Santa Gertrudis en Orizaba.
El 1 de mayo Día Internacional del Trabajo se convirtió en un recordatorio del movimiento obrero, buscaban diferentes reivindicaciones sociales y laborales a favor de la clase trabajadora.
En sus pancartas visibles en los desfiles de aquella época, homenajeban a los Mártires de Chicago, sindicalistas anarquistas que fueron ejecutados en Estados Unidos.
“En Orizaba se concentraban con un magno desfile donde más de 15 mil trabajadores textiles marchaban desde sus centros de trabajo.
Partían los de Mendoza de la fábrica de hilados de Santa Rosa, caminaban por la avenida donde los trabajadores de Nogales y Río Blanco ya los esperaban, llegaban juntos a Orizaba hasta la Calle Real y subían por Madero hacia el centro; se sumaban más trabajadores de otras empresas y sindicatos, el más destacado el de la Cervecería”, agregó el Cronista mendocino Miguel López.
En 1 de Mayo quedó en la historia al igual que la “La Manchester Veracruzana”, las fotografías nos muestran los logros de los obreros, que ofrecieron su vida para un trabajo digno.