Reportan daños a cultivos por el calor

Pablo Salas
Cortesía

Región. La intensa oleada de calor y las escasas precipitaciones, han comenzado a causar estragos en los cultivos de la sierra del Pico de Orizaba.
Campesinos han manifestado su preocupación por la falta de lluvia, pues es vital para sus actividades; la Comisión Nacional del Agua (Conagua) declaró 2020 como un año de extremas sequías, por lo que declaró Inicio de Emergencia por Ocurrencia de Sequía Severa.
Campesinos han manifestado que al inicio de la primavera las oleadas de calor han sido muy frecuentes e intensas, combinado con las escasas precipitaciones han terminado por afectar considerablemente el progresos en sus cultivos, mostrando una serie de deficiencias.
Las altas temperaturas no favorecen al desarrollo de hortalizas, temperaturas superiores a los 30 grados han terminado por secar plantíos.
“Las altas temperaturas que se han mantenido durante los dos últimos meses, nos trae una preocupación y pérdidas económicas, la nula caída de lluvia empeora la situación. Esquejes y plántulas, sufren porque necesitan humedad para su enraizamiento, con temperaturas que rondan los 25 grados es muy difícil que esto suceda”, comentó Héctor Páez, integrante de Comité Regional de Campesinos.
Cultivos como el chayote, papa, frijol y maíz, han tenido afectaciones en su desarrollo en los últimos dos meses, las condiciones calurosas y temperaturas mayores a los 25 grados terminan por dañar a las nacientes hortalizas. Cabe mencionar, que las temperaturas promedio en la región montañosa oscilaban entre los 14-22 grados, situación que ha cambiado en los últimos años.
En días recientes la región registro temperaturas de 36.6 grados centígrados a la sombra, muy cerca de superar la marca histórica de 38.2 registrada en 1961, sin embargo, se superó la máxima durante el mes de abril.
“Las estaciones cada vez se encuentran más alteradas, nosotros no sabemos con seguridad como se comportará la estación, antiguamente había una regularidad, ahora todo es extremo, demasiado calor o bastante lluvia, pero nosotros somos campesinos temporales y dependemos de las condiciones ambientales” indicó.
Lamentaron que ante las pérdidas económicas, autoridades federales no destine recursos para su recuperación, a pesar de tener peticiones debido a fenómenos naturales pasados, tales como surada y granizadas, hasta el momento no han recibido apoyos por las pérdidas.