Pide Iglesia extremar precauciones

Carmen Lara
El Mundo de Orizaba

El Obispo de Orizaba, Eduardo Cervantes Merino, hace un llamado a todos los fieles católicos a extremar precauciones por el covid-19, así como a quedarse en casa para evitar al propagación del virus.
Debido a esta situación, anima a todos los sacerdotes del presbiterio de la Diócesis de Orizaba a fortalecer el caminar de las comunidades y animarlos a quedarse en casa celebrando la fe.
“Este es un tiempo favorable para fortalecer la comunidad cristiana orando juntos, cuidando de unos de otros y solidarizándonos con todos para salir adelante juntos”, señaló el Obispo de Orizaba.
Ante la fase 3 de Covid-19, pide tener presente que todas las medidas ante la pandemia siguen vigentes, los templos siguen abiertos para la oración personal de los fieles y la atención en la oficina.
Las celebraciones de la Eucaristía se seguirán realizando a puerta cerrada, con la participación máxima de 20 personas, guardando la sana distancia y demás cuidados de salud, evitando así las aglomeraciones, del mismo modo siguen suspendidas todo tipo de reuniones, catequesis grupales y fiestas patronales.
En especial, hace un llamado y pide a todos sacerdotes del presbiterio de la Diócesis que cuiden su salud y sigan animando a la comunidad religiosa a cuidar la propia también, con las medidas de aislamiento e higiene necesarias en el curato, templo y oficinas.
Así mismo, en su acción pastoral destaca la importante figura de los decanos, para que encabezados por ellos busquen juntos las respuestas a las necesidades y urgencias presentes.
Además concretizarán acciones de apoyo solidario para los feligreses, sacerdotes y religiosas más afectados por las consecuencias económicas de las medidas de aislamiento, organizándose y recurriendo a los equipo de la Pastoral Social.
Del mismo modo designarán a quienes pudieran asistir a las víctimas de covid-19, en casos de enfermedad o muerte de un familiar, absteniéndose de esta actividad pastoral todos los hermanos presbíteros que sean más propensos a contagiarse.
Por último, el Obispo felicita a todos los sacerdotes por las acciones que han emprendido en el ámbito digital, como el fortalecer la iglesia doméstica y los signos propios de la fe.