Ajustan campaña

Agencias

Luego de la cancelación del Gran Premio de Francia, el CEO de la Fórmula 1, Chase Carey confirmó este lunes que la temporada 2020 del Gran Circo comenzará el 5 de julio en Austria; aunque probablemente sea sin espectadores.
Minutos después de la cancelación de la carrera en Francia y del anuncio del GP de Silverstone a puerta cerrada, el Gran Circo reveló una primera versión del calendario, aun sin fechas específicas para las carreras pospuestas y aplazadas.
Ante ello, Carey expresó que se sigue manteniendo la opción de disputar de 15 a 18 carreras, sin importar que las primeras se lleven a cabo sin espectadores en las tribunas.
De acuerdo con el directivo, la F1 espera iniciar en Austria y disputar los Gran Prix europeos durante julio-agosto; de igual modo, espera correr en Asia durante los meses de septiembre-octubre.
Asimismo, Carey contempla los meses de octubre-noviembre para llevar a cabo todas las carreras en el continente americano, para después hacer una pequeña escala en Bahréin y concluir la campaña en Abu Dhabi.
Con estos ajustes al calendario, los Grandes Premios de Holanda y Bélgica siguen en duda, luego de los decretos de los gobiernos de prohibir los eventos con público hasta finales de agosto.
Al tiempo que el GP de Italia aún sigue en la incógnita de su realización en septiembre, puesto que el país fue uno de los principales focos de infección en el continente europeo.
Lo que es un hecho es que ayer se confirmó la cancelación definitiva del Gran Premio de Francia para este 2020, el cual se disputaría del 26 al 28 de julio.
Tras las medidas tomadas para prohibir todos los eventos importantes hasta mediados de julio y las restricciones de vuelos por parte del gobierno francés, los organizadores decidieron cancelar la carrera pactada en el Circuito Paul Ricard, sin ninguna posibilidad de ser reprogramada más adelante.