Todos estamos adentro…

Hands writing on old typewriter over wooden table background

Gran controversia han causado las medidas adoptadas por los municipios frente a la emergencia sanitaria. Los detalles de una estrategia nacional se van esparciendo por todo el territorio hasta llegar a los gobiernos estatales y los municipios que pueden hacer valer su autonomía y libertad, siempre que no atenten contra la Constitución mexicana.
Algunas autoridades lo han hecho con una afán protagónico, sabiamente hay quienes se adelantaron ante el análisis de riesgos y algunas reaccionan de acuerdo a los contagios que ya presentan sus municipios, un hecho preocupante para las cabeceras como Córdoba y Orizaba que reciben a visitantes de varios vecinos.
Este miércoles, el Ayuntamiento de Córdoba informó que personal de Protección Civil clausuró temporalmente el banco Citibanamex ubicado en el centro de la ciudad, donde se aglomeran las personas para retirar dinero o recibir sus pagos, ante la falta de servicio en sucursales de la región.
Colocaron vallas en la banqueta, frente a la entrada principal, y acordonaron todo el perímetro donde se hacen grandes filas y los clientes no guardan la sana distancia.  
Varios ciudadanos y abogados reaccionaron ante lo que consideraron ilegal, mientras otros señalaron que no se trató de una clausura, pues no les cerraron las puertas totalmente y esperan a que mañana cumplan con las disposiciones.
Todos tenemos responsabilidad en lo que ocurre, pero es común echarle la culpa a otro y no asumir las consecuencias.
La institución bancaria negó haber sido clausurada, aunque información del Ayuntamiento de Córdoba señala que ya había apercibimientos para que colaborara con medidas para coordinar a sus clientes tanto en las filas como en el distanciamiento para que estuvieran en la calle y no acató las medidas.
Simplemente la institución aplicó: de la calle hacia afuera no es mi problema y los usuarios de los servicios de la sucursal lo son una vez cruzando la puerta.
Ayer mismo, en San Miguel de Allende, Guanajuato, fueron clausuradas las instalaciones de Banco Azteca y el alcalde Luis Alberto Villarreal publicó en su cuenta de Twitter: “Increíble la voracidad y la falta de compromiso con sus empleados y nuestra gente. Todos haciendo sacrificios y #BancoAzteca poniendo en riesgo la salud de todos. Si pensabas ir mañana a este Banco, mejor #QuédateEnCasa ya está clausurado. #AquíEstamos con la gente y su salud”.
En Xochimilco, el Alcalde declaró a partir de este fin de semana Ley Seca en todos los establecimientos de la demarcación perteneciente a la Ciudad de México, sin importar con qué tipo de permiso cuenten para la venta de bebidas alcohólicas, esto con el fin de inhibir las reuniones.
El presidente López Obrador indicó apenas este martes que “nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho. Convencer, persuadir”. Sin embargo, la falta de actuación o las acciones tardías se verán reflejadas también en los municipios. Vivimos tiempos de crisis donde las horas y los días son más cortos. 
Estamos ante una emergencia y se deben de tomar decisiones extraordinarias. Las leyes deben prevalecer, pero en este momento deben aflorar la disciplina, la solidaridad, la creatividad y el emprender acciones que nos ayuden a contener la propagación del virus y depende de la capacidad de adaptación de las empresas que continúan en operación, de los gobiernos, organizaciones y de toda la población.
Si Orizaba inició con el uso obligatorio de cubrebocas en toda la ciudad; si Córdoba instaló filtros en sus entradas a la ciudad Protección Civil, si están obligando a negocios  a que cumplan con las medidas sanitarias, deben verse como parte una serie de medidas adicionales a todo lo que ya se conoce y no como represión de la autoridad.  
Así como aumentarán los contagios en esta Fase 3, debe aumentar nuestra empatía, tolerancia y respeto a los demás haciendo lo que nos corresponde. Todos estamos adentro del problema y somos parte de la solución. 
Sin embargo, desde distintas aristas. Muchos en su casa, un grupo en la “burbuja” de la negligencia, otros trabajando con protección… En conjunto, todos deberíamos estar cooperando como comunidad. 
Mis vecinos regalaron gel, cubrebocas y un termómetro para que se aplique a los visitantes, otros están fabricando materiales de limpieza y protección en casa. Asociaciones, iglesias y familias están armando despensas para quienes lo necesitan. Cada quien en lo que pueda debe hacer su parte. Cuidarse y cuidar al otro.  
No busquemos culpables, busquemos soluciones. No generemos más motivos para sanciones, tomemos la iniciativa de acatar las medidas sanitarias. No a la discordia, sí a la solidaridad.
Si hoy el banco responde a lo que le está solicitando el Ayuntamiento de Córdoba, con el fin de proteger la salud de los ciudadanos, será para bien no sólo de la institución sino de los cientos de clientes que llegan a diario, hacen fila en la calle, pasan por grupos, están bajo el sol y al igual que quienes trabajan para atenderlos, están ahí en su mayoría por necesidad y deber.
“Es una epidemia extremadamente inusual, intensa, que no se presentaba desde hace 100 años, desde la pandemia de influenza de 1918-1919 en la que murieron millones de personas”, señaló anoche el subsecretario de Salud, Hugo López-Gattel.
Así de inusual veremos hechos, así de inusual tenemos que actuar sin transgredir derechos humanos ni cometer abusos ante un evento que limita nuestra esfera de espacio público, que irrumpe con el confort y las formas normales de hacer las cosas.
En el municipio libre van a recaer muchas de estas decisiones, difíciles, deberán tomarse con rapidez y sensibilidad; por supuesto tendrán consecuencias, pero el bien de la mayoría y el respeto a las leyes es prioritario.
 
Todos parejo
En este espacio tocamos la disyuntiva a la que se enfrentan los médicos para atender a pacientes con Covid-19, en los casos donde falte equipo, camas y personal. ¿Quién daría su vida por otro? Este miércoles la edad fue eliminada como criterio para decidir a qué pacientes graves atender primero en una situación de escasez de recursos. <2028>El Consejo de Salubridad General había establecido en una guía que se atendieran primero a los enfermos jóvenes y críticos con Covid-19 y después a los ancianos, pero el documento original fue modificado y hoy la atención no deberá ser selectiva, ni por ética ni por falta de recursos. Todos parejo. No te rindas.