Delitos a la alza en el estado

Jéssica Ignot

El Mundo de Orizaba

La incidencia delictiva en el estado de Veracruz sigue a la alza; la entidad encabeza el primer lugar nacional en secuestros y el segundo en feminicidios, de acuerdo a estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

De enero a marzo, Veracruz registró 48 secuestros, 16 en el último mes, ubicándose en el primer lugar con más registro de estos delitos. Seguido del Estado de México con 11; Hidalgo con seis, y Morelos con cinco.

En contraparte, los estados que no tuvieron ningún secuestro fueron Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Durango, Guanajuato, Guerrero, Puebla, Nayarit y Sonora.

Mientras que en el delito de feminicidios, Veracruz acumula en los dos primeros meses del año, 16 delitos de este tipo. Tan solo en febrero se registraron nueve, lo que coloca a la entidad como la segunda entidad más letal para las mujeres en ese mes.

Le antecede a Veracruz, durante el mes de febrero, el Estado de México con 13 casos; en segundo lugar Veracruz con nueve; Ciudad de México con seis, y Jalisco y Puebla con cinco cada uno.

Por el contrario, en los estados donde no se registraron feminicidios durante marzo fueron Aguascalientes, Baja California Sur, Nayarit, Querétaro, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala y, otros.

Al respecto, la abogada Luz María Reyes Huerta señaló que los delitos en el estado de Veracruz no disminuyen porque nunca ha existido una estrategia para atacarlos.

“En tanto no exista, vamos a seguir viendo este tipo de delitos que van a la alza. No veo ninguna estrategia por parte de los tres niveles de gobierno para atacar frontalmente esta situación”, comentó.

Si bien es cierto que hay algunos programas, como en el caso de los feminicidios, que buscan contener la violencia hacia las mujeres, es claro que no han sido suficientes, sobre todo en esta época en donde se ha decretado una cuarentena sanitaria, dónde se ha visto que la violencia no cesa contra las mujeres sino por el contrario ha ido en aumento.

“Tampoco está respondiendo el gobierno, ningún nivel de gobierno, para atender esta problemática”, comentó.

Se ve una fiscalía que recibe denuncias pero trata a toda costa de que sean las menos, mientras que servicios periciales no está dando la atención por la misma contingencia.

Esta situación complica aún más que las mujeres denuncien las agresiones, y lo único que se abona es la impunidad; y mientras esto siga así difícilmente se verá que disminuyan los delitos.