Es la Tierra una ‘madre abnegada’

Yamilet Gámez

El Mundo de Orizaba

Ciudad Mendoza.- Es indescriptible lo generosa que puede ser la Madre Naturaleza al proveer a la humanidad de todos los alimentos que se requieren para la  supervivencia; sus beneficios son incontables.

Frutos, granos, la flora y la fauna, son sólo algunas de las bondades que permite la Madre Tierra, son recursos que permiten la vida humana.

Las plantas que germina en la tierra, brotan y crece, trayendo consigo cualidades y propiedades al ser humano necesarias para un perfecto desarrollo del organismo.

De hecho, cada fruta en particular materializa en nuestra salud la preservación del buen funcionamiento de cada uno de nuestras habilidades psicomotoras, físicas, mentales entre otras.

La Tierra provee alimento ricos en vitaminas, minerales y proteínas, así como de potentes fuentes de hierro, calcio, magnesio, potasio y azufre.

Es tan especial que cada región tiene potencial para un determinado cultivo debido a que hay diferentes condiciones climáticas y también en diferentes épocas del año.

Indudablemente que vivir en el planeta tierra nos rodea de maravillosos beneficios, hecho con todos los ecosistemas posibles para proveernos de cualquier cosa que se nos apetezca, además de darnos hasta el mínimo elemento que hace posible la vida.

Desde el oxigeno producido por inmensas extensiones de vegetación en selvas jamás exploradas por el hombre, el agua que nace de la tierra y alimenta ríos que recorren grandes distancias para el regadío de sembradíos de legumbres, verduras, tubérculos, frutos entre muchos otros que se pierden en el horizonte y que son fuente inagotable de nutrición para el ser humano.

“La tierra permite que tengamos animales para alimento, vacas, puercos gallinas; pero también tenemos a las especies exóticas que desconocemos y que no debemos ingerir, pero son fundamentales para el equilibrio ambiental”, agregó Francisco Moreno Carbajal, coordinador de Protección Ambiental y Forestal de Ciudad Mendoza.

Causan humanos el mayor daño a la Tierra

La Tierra está seriamente dañada, el principal enemigo es el hombre; durante décadas, se han explotado los ecosistemas por encima de los límites sostenibles con el fin de mejorar la vida del hombre a costa del daño a la naturaleza.

Existen ciudades en las cuales es casi imposible respirar aire puro por el smog que flota en el ambiente.

La gente sufre enfermedades respiratorias, asma crónica y alergias, debido a la cantidad de partículas que están suspendidas en el aire y a los gases contaminantes emitidos por las industrias y los coches.

La desidia del ser humano no tiene límites a la hora de deshacerse de la basura que él mismo genera al consumir, áreas naturales protegidas, ríos, bosques y las calles por donde pasan las personas lucen con basura.

El nivel de contaminación que sufren las aguas de nuestro planeta, en especial las fuentes de agua dulce es drástico, que los elementos tóxicos han llegado a las capas freáticas más profundas.

Esto implica que los desechos industriales, los restos de pesticidas y hasta los desechos urbanos, penetran en la tierra y también envenenan el agua de abajo hacia arriba.

En cuanto a los árboles, el ser humano únicamente ve la posibilidad de talarlos y vender la madera y luego usar las tierras para cultivos, para el sustento familiar debido a la falta de empleo, pero también de otros factores que sólo benefician a unos cuantos.

Los bosques se pierden en lugar de preservarlos como un tesoro natural en bien del resto de la humanidad, que crece diariamente y necesita de la oxigenación del aire para vivir.

“La Tierra permite grandes beneficios, pero si no la cuidamos la misma naturaleza trae consecuencias fatales como la sequía por la tala, el calentamiento global, esto es fatal a nivel mundial.

En la región los problemas ambientales con mayor impacto sigue siendo la falta de un Relleno Sanitario para clasificar la basura en una planta de reciclaje.

La contaminación al río Blanco, el daño no es sólo al agua, también a los peces y los árboles, además vamos a necesitar del agua, tenemos que tener plantas de tratamiento para no contaminar el agua de este afluente”, agregó el funcionario.

Urgen acciones para frenar daño ambiental

Incluso en cuarentena se pueden realizar acciones en favor de la tierra y de esta manera mitigar el daño causado por el hombre en décadas.

Nada es casual, todo en el planeta Tierra está íntimamente interrelacionado y en nuestra conciencia esta su conservación; de la calidad con que cuidemos nuestro planeta de esa misma manera será nuestra calidad de vida, allí está el verdadero beneficio.

Utilizar bombillas de bajo consumo e invertir en LED, eliminar el uso frecuente de unicel, cubiertos de plástico, bolsas plásticas y reemplazarlos con materiales amables con el ambiente, reciclar.

Utilizar la bicicleta como transporte, apostar por las energías renovable, aportar vida a la naturaleza plantando al menos un árbol.

Dejar de utilizar constantemente aparatos electrónicos, hacer uso responsable del agua, cuidar a los animales, crear un huerto, son sólo algunas acciones que puedes implementar para el cuidado de la Tierra, nuestro hogar.

“Ahora que estamos en cuarentena, reflexionemos sobre el daño que le hemos causado a la tierra y como podemos remediarlo.

En casa si tienes plantas cuidarlas, ponles abono, rriegalas, podalas, aplica jabón para eliminar plagas; baña a tus mascotas.

Puedes reciclar, ahorrar agua, energía, darles tratamiento a las pilas usadas; hay varias acciones que podemos hacer desde casa”, concluyó Moreno Carbajal.

Crean festejo para el planeta

Cada 22 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Tierra con el propósito de agradecer por las bondades que se obtienen de este planeta, además de crear conciencia sobre los problemas, la conservación y otras preocupaciones ambientales para proteger la Tierra.

En 1970 se celebró por primera vez el Día de la Tierra y en 1972 se llevó a cabo la Cumbre de la Tierra de Estocolmo, la primera conferencia internacional sobre medio ambiente donde se establecieron las bases de las acciones a emprender para cuidar el agua, la flora y fauna y en educación ambiental.

La Tierra y sus ecosistemas son reconocidas como el hogar de la humanidad y para lograr un equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales las Naciones Unidas consideran necesario promover la armonía con la naturaleza y la tierra.

En 2009, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) decretó el 22 de abril como el Día Internacional de la Madre Tierra con el fin de recordar a todo el mundo la interdependencia existente entre los seres humanos y el resto de las especies.