Llega bendición desde las alturas

Adriana Estrada

El Mundo de Orizaba

Con fe y devoción, acompañados de un pañuelo blanco, espejos o simplemente agitando las manos, fieles católicos se dispusieron a recibir la bendición desde los aires anunciada por la Diócesis de Orizaba, consagración que partió a las 12:30 horas de la zona norte de la ciudad.

En la consagración participaron los sacerdotes Helkyn Enríquez Báez, Javier Onofre Valeriano, Juan Carlos Villa y Valentín López, quienes desde las alturas acompañados del Santísimo y de la imagen de la Virgen de Guadalupe, sobrevolaron la región para derramar bendiciones y pedir un alto a la pandemia.

Minutos antes de las 12:30 horas del día, en las azoteas, feligreses esperaron el paso del helicóptero anunciado por la Diócesis para derramar bendición en este domingo de Resurrección.

En las alturas, los católicos recibieron la bendición, mostrando un pañuelo blanco, espejos o agitando las manos como un signo de agradecimiento, mientras que el helicóptero recorrió la región.

“Hemos podido experimentar desde el aire la respuesta de la gente, que con pañuelos blancos, espejos, agitando las manos, lo cual nos recuerda el modo de como recibía el pueblo en la entrada triunfal de nuestro Señor a Jerusalén, cómo las personas están necesitadas de Dios, necesitadas de un mensaje de esperanza, de una bendición especial”, dijo el sacerdote Helkyn, vocero de la Diócesis de Orizaba.

Este acto se realizó con el fin de que los feligreses recibieran la bendición desde sus casas, respetando las disposiciones del gobierno federal de quedarse en casa ante el covid-19.