Asesinan de 3 disparos a cañero

Redacción

Atoyac.- Un hombre fue ejecutado de varios disparos de arma de fuego, cuando circulaba a bordo de un camión cañero sobre la carretera La Concha a la comunidad de Potrero Nuevo. La víctima era sobrino del líder nacional de los productores de caña de la CNC, Daniel Pérez Valdés, así como del dirigente local en El Potrero, José Luis Gordillo Fernández.
Se trató de Nicolás Gordillo Velázquez, de 35 años, con domicilio en Yanga, el cual presentó tres disparos en la cabeza, lesiones que le provocaron la muerte al instante.
Alrededor de las 16:30 horas de ayer se reportó un hombre ejecutado en este municipio. Nicolás circulaba a bordo de un camión cañero cargado con varias toneladas de gramínea, con destino al ingenio El Potrero, ubicado sobre la carretera estatal Córdoba-Paso del Macho.
El ataque
Al llegar a la altura del puente que atraviesa la autopista y tras avanzar unos dos kilómetros, Nicolás Gordillo fue interceptado por sujetos armados que viajaban a bordo de un automóvil, quienes descendieron y lo obligaron a bajar del camión.
A menos de tres metros del vehículo le dispararon en la cabeza y el cadáver quedó a orilla de la carretera. Los sicarios escaparon sin que algún testigo pudiera ver las placas del automotor en el que se trasladaban.
Las diligencias
Al ser alertados sobre las detonaciones de arma de fuego, oficiales de la Policía Municipal de Yanga y de Atoyac se dirigieron a la zona, y tras confirmar el deceso de una persona cercaron la circulación, evitando el paso a toda persona y vehículo.
Más tarde llegaron agentes de la Policía Ministerial quienes realizaron su informe y dialogaron con los familiares de la víctima que vestía pantalón de mezclilla azul, camisa de blanca y botas. “Se escucharon varios disparos y ahí lo dejaron”, comentó un vecino de la zona.
Un perito de la Fiscalía General del Estado (FGE) realizó las diligencias pertinentes y levantó los cartuchos percutidos, las cuales embaló como parte de la investigación.
El cadáver fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) ubicado en el ejido San Miguelito, para la necropsia de protocolo.