No hay apoyo para Pymes: Canacintra

Carmen Lara

El Mundo de Orizaba

 

La Cámara Nacional Industrial de Transformación de Orizaba, (Canacintra), reclama que no existe interés por parte Gobierno Federal y mucho menos un programa para apoyar a las PYMES para mantener el empleo o reactivar la economía, por lo tanto se pueden perder entre 500 mil y 1 millón 400 mil empleos ante al emergencia sanitaria del Covid-19.

Sin embargo, Canacintra, hará todo lo que se encuentre en sus manos por mantener empleo, a pesar de que el Gobierno Federal le este pidiendo pagar el 100 por ciento de impuestos y contribuciones teniendo cero ingresos.

La emergencia sanitaria ya ha afectado la producción, el abastecimiento, las inversiones y la producción, de la que dependen millones de familia, lo cual deja un panorama crítico.

Pese a este panorama, el Gobierno Federal se niega a establecer estímulos fiscales en su caso a impulsa medidas contracíclicas para mitigar todos los efectos de la recesión, tal como lo están realizando la mayoría de los países en el mundo; ya que actualmente el peso mexicano es la moneda más golpeada por la pandemia en todo el mundo.

Ante esto, cabe mencionar que Canacintra, se encuentra integrada mayoritariamente por micro, pequeñas y medianas empresas, que a pesar de la determinación de la institución por mantener empleos y salarios, es difícil ya que al detener la actividad no cuentan con los ingresos para poder hacer frente al pago de nómina, impuestos y contribuciones.

Canacintra se encuentra consciente de que las MiPYMES representan el 52 por ciento del PIB y el 72 por ciento del empleo formal, por lo cual, si caen, cae México, por eso hacen un llamado al presidente para que reconsidere su postura, pues esta es la última oportunidad para frenar la recesión económica que se avecina.

A pesar de este panorama desalentador, reconocen la sensibilidad y el compromiso de los Gobiernos Estatales de Ciudad de México, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Tamaulipas y Yucatán por mantener su compromiso para proteger la economía y empleo de las familias.

Sin embargo, saben que a pesar de su determinación para mitigar los efectos de la recesión económica en el bolsillo de las familias, las medidas serán insuficiente si no se cuenta con estímulos federales adicionales.