Muere Luis Eduardo Aute a los 76 años

Agencias
El cantautor español Luis Eduardo Aute, conocido por sus canciones de contenido político que adquirieron gran popularidad durante la transición de su país de la dictadura a la democracia, murió ayer, informó la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE). Tenía 76 años.
La SGAE dijo que Aute falleció en Madrid después que su salud se había resentido últimamente, aunque no aclaró la causa de muerte. Aute sufrió un infarto en 2016 y nunca se recuperó del todo.
Uno de sus mayores éxitos fue “Al alba”, un homenaje a las últimas víctimas de la represión del régimen derechista de Francisco Franco, quien gobernó hasta su muerte en 1975.
Nacido en Manila, su familia se trasladó a Madrid cuando él tenía 11 años, y en la capital de España, donde estudió algunos cursos de Arquitectura, vivió siempre.
El fallecido, casado desde 1968 con Marichu Rosado, con la que tenía tres hijos, se inició musicalmente como guitarrista de los grupos “Los Tigres”, “Los Pekeniques” y “Los Sonor”, hasta que, con 17 años, debutó como cantautor en el programa de Televisión Española (TVE) “Salto a la fama”.
Su faceta pictórica, menos conocida, la desarrolló desde muy joven.
Con 23 años, Aute se decidió a entrar en el estudio de grabación aunque con la condición de no dar conciertos ni hacer promoción, para poder tener tiempo de seguir pintando.
Su primer álbum se tituló “Diálogos de Rodrigo y Jimena” e incluyó canciones como “Rosas en el mar” y “Aleluya nº1”, que ya había hecho populares previamente Massiel.
“24 canciones breves” (1968), “Rito” (1973), “Espuma” (1974), “Babel” (1975), “Forgesound” (1976), “Sarcófago” (1977), “Albanta” (1978) y “De par en par” (1979) marcaron una década pero fue “Albalanta”, que incluía la célebre “Al alba” (inspirada por los últimos fusilamientos franquistas), la que dio un giro total a su carrera.
En los 80 llegaron trabajos como “Alma” (1980), “Fuga” (1982), “Entre amigos” (1983), “Cuerpo a cuerpo” (1984), “20 canciones de amor y un poema desesperado” (1986) o “Segundos fuera” (1989) y en los 90 “Slowly” (1992), “Mano a mano” (1993) y “Animal Uno” (1995).
En 2003 empezó una nueva grabación de todas sus canciones, de la que se editaron tres volúmenes dobles bajo el título “Autorretratos”.
Le siguieron “Memorable cuerpo” (2009), “Intemperie” (2010) y “El niño que miraba el mar” (2012), acompañado de un DVD con la película “El niño y el basilisco”.
En cine debutó en París como meritorio del ayudante de dirección de Joseph L. Mankiewicz en “Cleopatra” (1963).
Era autor del largometraje animado “Un perro llamado Dolor” y compuso bandas sonoras para Jaime Chávarri, Luis García Berlanga o Fernando Fernán Gómez. Como poeta publicó “La matemática del espejo” (1975), “Canciones y poemas” (1976), “Liturgia del desorden” (1978), “Canciones” (1980) y “Luis Eduardo Aute, cuerpo del delito” (1999). En “Cuerpo del delito” (2004), reunió por primera vez las letras de sus 300 composiciones y diez años después lo actualizó en “Claroscuros y otros pentimientos”, que reunía 400.
En su larga carrera cantó con otros grandes intérpretes como Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina y el cubano Silvio Rodríguez, para quien compuso la canción “Mano a mano”.