‘Alimentos, un regalo de Dios’

dav

Jessica Ignot

El Mundo de Orizaba

Don Ángel Dimas Alamillo y su esposa Matilde Sánchez Sánchez cada jueves acuden a la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, en El Espinal, por su comida, la cual además de ser sabrosa, “es un obsequio de Dios” para las familias de escasos recursos.

Como ellos, 80 personas más dependen de este comedor, que cada jueves proporciona alimentos a las personas de escasos recursos de esta zona.

Don Ángel, acompañado de su esposa que está en silla de ruedas, cuenta a El Mundo de Orizaba, que estos alimentos que reciben son un regalo, pues su esposa ya no puede trabajar y él aunque trabaja en el campo gana muy poco, por tanto esta comida representa un obsequio para ellos.

Matilde relata que ya no puede cocinar, y ahora va por su comida a la iglesia, pues hasta antes de la contingencia por el Covid-19 podía comer dentro de las instalaciones del comedor, pero ahora les dan los alimentos para llevar a su casa.

Para los vulnerables

Al respecto, el padre José Eusebio, vicario de la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús en la colonia El Espinal, señala que la apertura de este comedor para personas de escasos recursos se hizo para mantener un cuidado de las personas mas frágiles y vulnerables.

“Con esto queremos atender al llamado que Jesús mismo nos ha hecho, no solamente nosotros como iglesia, sino el que nos ha hecho a todas las personas de compartir un poco a los más necesitados, y la intención de esto es brindar alimento aquellas personas que son de escasos recursos y que no tienen para llevarse un pan a la boca, nosotros queremos apoyarlos con este pequeño gesto que son los alimentos”, detalló.

Son cerca de 80 comidas las que se realizan. El comedor únicamente abre los días jueves y son 10 personas voluntarias las que llegan desde las 9 de la mañana a cocinar los alimentos para que a la 1 de la tarde se empiecen a repartir a los más necesitados.

Donaciones

Por su parte, Leonel Guarneros, integrante de la pastoral social, de la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, detalló que este comedor se sostiene de donaciones de la gente. Indicó que los días martes acuden al mercado Cerritos donde los comerciantes les otorgan diversos productos.

El DIF municipal de Orizaba también les apoya con insumos y hay personas que donan arroz o frijol para poder preparar los alimentos.

En este comedor se les pide a las personas de escasos recursos una cooperación de apenas 5 pesos para poder comprar las tortillas o algún insumo que haga falta. A cambio de estos 5 pesos, reciben una comida completa con su entrada, su plato fuerte y su guarnición, así como tortillas, agua y postre.

El presbítero José Eusebio hizo un llamado a la población para que en estos tiempos de contingencia, se puedan sumar a esta causa y donen un poco de lo que puedan tener en casa.

En el menú de ayer, a los comensales se les otorgó arroz, frijoles, mole verde de pollo, jícamas con limón y agua de frutas.

DATO

¡Te necesitan!

Si quieres ayudar a este comedor puedes dirigirte a la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús en El Espinal o comunicarte al teléfono 725 8465. Se requieren granos como arroz, frijol y lenteja, así como productos de la canasta básica no perecederos.