En cuarentena… ¡y sin agua 6 colonias

Lucy Rivas A.
El Mundo de Orizaba

“Altas temperaturas, todos encerrados en casa, no hay agua para lavar trastes, ni para el baño ni para bañarse, ya estamos desesperados”, dice con disgusto la señora Gloria “N”.
La vecina de la unidad habitacional Ostotipac, en Nogales, asegura tener ya varios días sin agua, lo que causa graves conflictos ya que tiene dos niños, uno de 8 y una de 2 años, por lo que tiene que lavar ropa todos los días, y los trastes se acumulan a todas horas, además de que tiene que mantener aseada su casa.
Para bañarse y para limpiar la tasa del baño cada vez que se utiliza, dice que se ve en la necesidad de comprar garrafones de agua, de los económicos, “y sólo con una bandejita, para que no se acabe rápido”, aclara.
Y para bañarse, también han tenido que ir con familiares a Orizaba, lo cual es molesto pues tienen que llevar a los niños y ella y su pareja se sienten incómodos invadiendo la privacidad de otros.
“Es una situación desagradable vivir sin agua, es un gasto extra el que hay que hacer, aparte cada mes tenemos que pagar el servicio de agua y no tenemos, ¿quién nos va a reponer todos los gastos extra?”, se quejó.
Encima de todo, en su familia el único que trabaja es su esposo, “es salario mínimo, ¿usted cree que alcanza? Y con eso de la cuarentena los gastos son más, exclama.