Reclaman insumos y poder ir a casa

Jazmín Suazo
El Mundo de Córdoba

Personal médico y enfermeras adheridos a la Sección 26 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salubridad y Asistencia (Sntsa) se manifestaron por la falta de insumos para trabajar ante la contingencia por coronavirus y al detectarse un primer caso en Fortín.
Los trabajadores esperaron una reunión con la jefa de Jurisdicción Sanitaria 6, Nadia Rodríguez Fernández, pero no se presentó por lo que tomaron las instalaciones, pues lo que solicitaban es mayores insumos para enfrentarse al covid-19, por lo que piden prevenir posibles contagios.
El secretario general de la sección 26, Margarito Ramos Gómez, reiteró que tomaron las instalaciones de la Jurisdicción ante la falta de insumos los cuales han tenido que comprar los propios trabajadores para poder protegerse.
“Estamos trabajando bajo protesta, no descuidamos el área, pero es un riesgo seguir trabajando así, se dice que las personas con enfermedades crónico degenerativas no deben laborar y aún así siguen aquí dando el servicio pero es necesario que se de el material suficiente”, refirió Margarito Ramos.
También indicó que no se han acatado las recomendaciones de la Presidencia de la República de que las personas mayores de 65 años, embarazadas o en lactancia, con diabetes, hipertensión y descompensada podrán dejar el lugar de trabajo, “o sea que el trabajador debe de estar hospitalizado para que se vaya a su casa”, dijo el líder sindical.
Tanto en las entradas como en las puertas se colocaron las cartulinas con leyendas diversas para exigir la atención de las autoridades sanitarias, pues se requieren guantes, cubrebocas y gel antibacterial suficiente ante esta pandemia que puede durar hasta agosto.
Asimismo, refirió que hay algunos médicos y personal de enfermería que quieren enviar a módulos en la central de autobuses y a los bajos del Palacio para extender la atención médica, sin embargo, comentó que el que hay en el centro de salud no es suficiente.
Según refirieron, debido a que hay una falta de coordinación los empleados sindicalizados tomaron el control del lugar para organizar roles de empleo para que los que están “más sanos” se queden laborando y las personas más vulnerables puedan ir a sus hogares, ya que están con mayor riesgo de contraer el covid-19.