Covid-19 multiplica protestas por falta de insumos en Córdoba y Veracruz

AVC

Este lunes, médicos, enfermeras y personal de la clínica 71 del Instituto Mexicano del Seguro Social en el Puerto de Veracruz y de la Jurisdicción Sanitaria número 6 de Córdoba, se manifestaron para exigir insumos, materiales y equipo básico para atender la contingencia del covid-19.
En Veracruz se pararon labores porque no cuentan con los materiales básicos para poder hacer frente a esta enfermedad y protegerse de manera correcta.
“Entiendo la importancia que estemos aquí pero no se nos proporciona el equipo necesario, nos entregan un cubrebocas que tiene una vida media de 15 minutos, quieren que lo usemos todo el turno y quieren que lo hagamos con más de 100 pacientes”, indicó César Canela, médico interno.
Comentó que ya expusieron el problema a los directivos de la institución pero les respondieron que deben tener vocación ante esa situación.
Canela señaló que es necesario que las instituciones educativas donde estudien den algún pronunciamiento al respecto de la situación que están enfrentando los estudiantes, ya que los pasantes de algunas áreas como nutrición o psicología fueron retirados para no exponerlos mientras que a los de medicina y enfermería les dejan sin la protección necesaria.
“Todos los médicos internos de pregrado así como pasantes de enfermería, el motivo de nuestra huelga es para exigir al Seguro Social y exigir a diferentes casas de estudio Universidad Veracruzana, Universidad Cristóbal Colón, Universidad del Valle de México, Instituto Politécnico Nacional y Benemérita Universidad Autónoma de Puebla que son los pasantes que hay en esta institución, que se protesten a favor de nosotros que den un comunicado de prensa que digan algo, ¿Por qué estamos aquí? ¿Por qué todos los pasantes fueron retirados?”, comentó.
Señaló el informante que se trata de 85 médicos internos de pregrado y con 55 pasantes de enfermería, los que se encuentran en esa incómoda situación.
“Se han reportado como cuatro compañeros enfermos pero lo manejan como influenza, a un compañero lo mandaron a sus casas y dos compañeros más han presentado sintomatología respiratoria (…) entre nosotros nos conseguimos cubrebocas o lo pasamos y con el sueldo que nos pagan no alcanza para cubrebocas”, indicó.