Cierran restaurantes de centro histórico

Ana De la Luz
El Mundo de Córdoba

En un hecho inédito el primer cuadro de la ciudad lució diferente, la causa: el cierre indefinido de Los Portales de Córdoba y el Patio de Zevallos por parte de sus propietarios que optaron por “bajar la cortina” ante la contingencia sanitaria del covid-19.
Tras las últimas cifras dadas por la Secretaría de Salud de Veracruz sobre el avance del virus ya confirmado en municipios vecinos como Fortín e Ixtaczoquitlán, meseros sindicalizados expresaron su preocupación por la situación que pone en jaque sus ingresos, señaló Teodoro Martínez Reyes, secretario de Interior del Sindicato de Gastronómicos.
“Esperamos que esta contingencia se calme lo más rápido posible para que podamos estar de vuelta a nuestras labores. Este cierre es por parte de la empresa en una medida sanitaria, de responsabilidad por el bien de todos los empleados e invito a todos los restauranteros a que se unan”, expresó.
Ayer se observó a los meseros y personal administrativo realizando limpieza en las instalaciones, sanitizando cada espacio, mesas, sillas, mantelería y las áreas de preparación de alimentos.
“Tratamos de dejar todo en orden para cuando volvamos a trabajar, los insumos estén de la mejor calidad posible; hay productos que no son perecederos y entonces por eso estamos haciendo un retiro de todos ellos. Estamos preocupados en el reinicio cuando llegue a ser por eso estamos tomando las medidas sanitarias”, dijo.
Aunque se reservó los detalles respecto a las negociaciones con los empresarios, recordó que la Ley de Trabajo contempla en el artículo 429, fracción IV que ante un caso de contingencia y cierre de la empresa, están obligados a pagar salario por lo que no descartó que lleguen a un buen acuerdo.