Aislamiento en casa puede provocar depresión, insomnio y violencia: Psicólogo

AVC

Xalapa, Ver.- El aislamiento en casa, a causa de la emergencia sanitaria por el Covid-19, puede tener efectos emocionales en las familias, parejas o personas que viven solas porque dejaron de salir y tienen la sensación de que se violan sus derechos, como el de la libertad, pero además hay la posibilidad de presentar episodios de depresión, insomnio, y violencia, advirtió el coordinador Interino de la Unidad de Servicios Psicológicos en Salud (USPES) de la Universidad Veracruzana (UV), Paulo César Soler Gómez.

Para poder sobrellevar el aislamiento en casa, se deben atender algunas recomendaciones como evitar la palabra “encierro”, porque pudiera generar “experiencias aterradoras”, recomendó.

“La palabra encierro puede evocar y representar una situación que nunca he experimentado y que puedo asociar con la privación de mis derechos, desde ahí estamos enfrentando una experiencia aterradora o que da mucho miedo, un primero punto es cuidar los conceptos, y hablar de un aislamiento, o medida de protección porque nos configura de una manera diferente como encarar esto” explicó.

El psicólogo advirtió que este periodo de no salir a las calles, pudiera tener algunas repercusiones en las relaciones interpersonales con los familiares, que aunque estén mediadas por afecto y cariño se van a ver friccionadas porque hay una cercanía fuera de lo habitual.

“Lo que vivimos en es una cercanía con los familiares que nos empieza a rebasar, y esos efectos pueden ser a un nivel individual como la aparición de escenarios depresivos, un incremento en el estrés, puede haber consumo de sustancias legales e ilegales, insomnio” expuso.

El psicólogo consideró que todas estas alteraciones emocionales se pueden prevenir con el uso del dialogo como una herramienta de expresarle al otro, que algo pasa dentro del hogar y se debe frenar.

Además, recomendó a las familias tener en casa espacios para cada una de las personas, porque todos en algún momento necesitarán aislarse de los demás que conviven en ese mismo espacio.

“Debemos usar el diálogo, porque este no contacto con el exterior, pudiera hacer que aparezcan reacciones violentas como: Alzar la voz, azotar una puerta o inclusive romper algún objeto” advirtió.