Extraña sus visitantes

Ximena VC
Colaboración Especial

Les pondré una pregunta que hizo una amiga, viviendo en París. ¿Aprenderán ahora los Parísinos a valorar a los turistas? Esta pregunta me lleva a tantas más.
El turismo es un factor esencial para el crecimiento y economía en un país, ya que es fuentes de trabajo, generación de ingresos de exportación, ejecución de infraestructuras, así como protección de valores patrimoniales y culturales.
En el 2014, Francia siguió liderando el ranking de llegadas de turistas internaciones, con 84 millones de turistas y se sitio cuarto en términos de ingresos por turismo internacional . Su región más visitada île de France donde se encuentra la capital francesa.
Antes de conocer esta famosa ciudad escuché experiencias respecto a servicio al cliente en París, con personas que habían viajado ya alguna vez. Unos me decían que el servio era pésimo, otros que les encantó la cuidad pero no las personas. Desde mi punto de vista, es verdad. París no cuenta con la amabilidad y la educación al atender a una persona que hay en otros países, como por ejemplo Mexico.
Puedo recalcar que en París, por ser la cuidad más visitada del mundo, sus propios ciudadanos están acostumbrados a ver personas de varias nacionalidades y confirmo que a veces es un poco estresante ver a tantas personas juntas en un mismo espacio y no poder pasar libremente para ir a tu trabajo, o solamente para hacer cosas cotidianas, por eso el “mal humor” de los parisinos. Tampoco es justificante su actitud.
No en todos los casos es lo mismo, he recibido servicio al cliente tanto bueno como malo. No puedo decir que en todas las ocaciones me han tratado mal, pero siendo honesta, me agrada más el servicio que dan en otros países.
Creo que no sólo los parisinos aprenderán a valorar a los turistas, llenos de sueños, al final de esta gran lucha que llevamos todos los países. Muchos viven del turismo y por ahora sólo viven de sus ahorros.
Todos nos encontramos en la misma situación, en una incertidumbre, no se sabe qué vaya a pasar. Por ahora, vemos la ausencia de los turistas en las calles.