Se ha ido haciendo conciencia: Diócesis

Carmen Lara
Cortesía

Ante la situación de pandemia por covid-19 el vocero de la Diócesis de Orizaba expresó que las autoridades han ido cobrando conciencia de la magnitud de este problema y que a pesar de no saber si son de modo oportuno, al menos ya se están detectando acciones concretas.
“Es cierto que ante estas acciones la primera línea del combate al problema que esto conlleva, la tienen como responsabilidad médicos, enfermeras, personal sanitario y todas las personas que colaboran en las actividades propias de los hospitales y sanatorios”, comentó el vocero de la Diócesis, el padre Helkyn Enríquez Báez.
Es por eso que se entiende el justo reclamo que hacen de tener condiciones que les aseguren que puedan mantener la salud, no solamente para seguir sirviendo a la comunidad, sino también porque ellos también tienen derecho a tener garantizada la integridad puesto que ellos llegan a sus hogares con el temor de contagiar a alguien de su familia y con lo que podría implicar.
Por otro lado, explicó que es cierto que aunque el Gobierno ha tomado algunas medidas, la sociedad se ha ido organizando y cobrando conciencia en muchos sectores y muchas ciudades, han tomado las medidas preventivas para evitar un mayor contagio o hacer que el sistema de salud colapse.
Sin embargo, el vocero mencionó que aún falta mucho por hacer, por lo cual siguen invitando a las comunidades y personas que todavía tienen reservas, dudas, prejuicios, sobre la realidad de esta pandemia a que miren lo que ha sucedido en otros países que como cultura se asemejan a nosotros como el caso de Italia y España.
Pues es real, el preocuparse por lo que está pandemia implica y esto conlleva a tomar medidas estrictas como la cuarentena voluntaria para quien es posible, también el cuidado de las medidas de higiene para quienes tienen que seguir desarrollando sus actividades y de igual manera se deben buscar medidas que ayuden a que esta crisis de salud no se vuelva una gran crisis económica.
“Sabemos que el detener la actividad económica va afectar a muchas familias especialmente a los más vulnerables y es por eso que hoy se debe manifestar la solidaridad a quienes lo necesitan, pues es tiempo de pensar en el hermano y de que el valor y el espíritu mexicano nos una nuevamente en uno solo”.