Aprendo y juego en casa

Carmen Lara
Cortesía

Al entrar lo primero que puedes observar en aquel cuarto es un semáforo, pero no cualquiera, es uno que si miras bien en cada color viene una pequeña leyenda que dice: bueno, regular y malo.
Este es un semáforo de conducta que ideó mamá para poder medir el comportamiento de los pequeños Kevin y Jesús, ya que en esta ocasión mamá se ha convertido en maestra también.
Pues ante la contingencia que se vive y con más de dos semanas con sus pequeños en casa, su creatividad y dotes de maestra salen a relucir, pues incluso a un lado del semáforo se observa un reglamento.
En él se les recuerda al pequeño Kevin y Jesús que a pesar de no estar en la escuela, las reglas vienen a casa y tienen que evitar pelear, hacer las actividades, pedir permiso para ir al baño, ser respetuoso con su hermano y mamá, poner atención, cumplir conlos materiales y obedecer.
Si cumplen con todo lo que dice aquel reglamento, la recompensa es grande, pues mamá les da una estrella que ellos colocan en su tabla de estrellas, una vez que esta se llene, mamá tiene la tarea de recompensar a sus hijos con un regalo o actividad sorpresa.
Desde aqui felicitamos a Nadia Hernández Mazahua, mamá de Kevin y Jesús.