Podrán familiares de paciente surtir recetas

Pablo Salas
Cortesía

Para evitar los contagios entre la población de covid-19, el sector Salud ha declarado medidas que buscan proteger a los sectores más vulnerables, una de ellas es la implementación de entrega de recetas médicas a familiares del paciente, principalmente cuando se trata de un adulto mayor o infantes.
Mientras las consultas externas y citas de curación se mantendrán de acuerdo a sus horarios previamente establecidos.
Centros de Salud y clínicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) e Instituto de Seguridad Y Servicio Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), han establecido medidas preventiva para sus derechohabientes, entre ellas la entrega de medicamentos a familiares de adultos e infantes, esto sin la presencia forzosa del paciente, sin embargo, será necesaria la recta que certifique su condición.
Para hacer del conocimiento a los derechohabientes, clínicas y centros de salud han colocado una lona donde se puede leer lo siguiente: En respuesta a los protocolos establecidos por la Secretaría de Salud, el IMSS, implementa la Jornada de Sana Distancia y se le informan sobre las medidas emergentes que se están realizando:
Evitar aglomeraciones. Sólo se permitirá el acceso a un acompañante por derechohabiente a las salas de espera. Adultos mayores, si no requieren atención médica.
En tanto las consultas externas como citas de curación, mantendrán sus servicios con normalidad, aunque en su vista e ingreso a los consultorios únicamente tendrá acceso el paciente, además se recomienda no asistir al hospital más de dos personas.
Con respecto a las recetas, se usara el método resurtible que garantiza tratamiento para 3 meses, en pacientes con enfermedades crónico degenerativa, tales como asmáticos, diabetes, hipertensión entre otras más.

Medidas de restricción
Por otra parte, clínicas del Sector Salud han implementado una serie de medidas que ayuden a prevenir contagios por el covid-19, entre ellas son la restricción de personas dentro y fuera de sus instalaciones.
Mientras tanto en la sala de espera, una medida preventiva es la delimitación de espacio entre pacientes, dejando un espacio entre si para evitar cualquier contacto.
Además de estás medidas, los filtros instalados en sus puertas de ingreso, contaran con personal médico para la detención de un posibles contagios, aquí enfermeras tomarán los signos vitales y temperatura, así como la orientación médica a los pacientes.
Mediante folletos, cartulinas y gráficas, los derechohabientes tendrán información oportuna respecto al virus. En el material entregado se puede leer las recomendaciones y síntomas de contagio de coronavirus.