Muere sentado en la banqueta

Leobardo Lima
Diario El Mundo

Orizaba.- Un hombre de la tercera edad se desvaneció sobre la calle de la Oriente 41, a la altura de la iglesia de la Santa Cruz, al haber sufrido un infarto al miocardio; sus restos fueron enviados al Servicio Médico Forense. Hasta el cierre de esta edición, ninguno de sus familiares se había presentado ante la Fiscalía y el Semefo para reconocerlo oficialmente y reclamar el cuerpo. De acuerdo al reporte de las autoridades, ayer alrededor de las 13:30 horas el hoy finado caminaba sobre la calle de la Oriente 41, cuando a unos metros del templo religioso se empezó a sentir mal, se recostó sobre la pared y cayó al piso quedando sentado, ante la mirada atónita de los transeúntes. Intentan reanimarlo Algunas personas que se percataron de lo que sucedía, se acercaron al hombre de aproximadamente 70 años para ayudarlo, pero el señor ya no respondía, por lo que pidieron el apoyo de la Policía Municipal. Los uniformados llegaron junto con paramédicos de Protección Civil, quienes al revisarlo confirmaron que el hombre ya había fallecido, por lo que notificaron a las autoridades de la Fiscalía Regional de Orizaba. Posteriormente llegaron los forenses y elementos de la Policía Ministerial, quienes realizaron las diligencias correspondientes y ordenaron al personal de funerales Vázquez que trasladaran el cuerpo al Semefo, para la necropsia de ley y determinar las verdaderas causas de su deceso. De acuerdo a las primeras investigaciones, el hombre de la tercera edad murió a causa de un infarto al miocardio; algunos vecinos dijeron que no era un habitante de esa zona, por lo que permanece en calidad de desconocido.