Da lineamientos Diócesis para Semana Santa

Raymundo García G.
El Mundo de Orizaba

La Diócesis de Orizaba dio a conocer, mediante un comunicado, las disposiciones en las que se llevará a cabo la celebración litúrgica de la Semana Santa, entre las cuales destaca que dichas actividades en los templos no rebasará los 50 fieles para conservar la sana distancia. Al resto de la feligresía se les exhorta ser partícipe de estas actividades mediante los medios electrónicos de comunicación.
El comunicado va dirigido a los presbíteros, religiosas y a todo el pueblo de Dios que peregrina en la Diócesis de Orizaba, y da a conocer algunas adecuaciones que se harán durante la celebración de la Semana Mayor.
A los párrocos y rectores se les pide realicen las celebraciones solamente en la cabecera parroquial o en la sede de la rectoría a puerta cerrada. En el caso de las parroquias que reciban un sacerdote en estos días se les pide designársele una sola comunidad para que realice una sola celebración.
Indica el comunicado que a las celebraciones litúrgicas podrán asistir algunos fieles, partícipes del equipo de liturgia y si es posible, miembros del consejo parroquial, que no rebasen las cincuenta personas en total.
Esto se ha de observar de acuerdo a la capacidad del templo y a juicio del párroco. Se trata de garantizar la sana distancia adecuada entre los fieles y la celebración de fe.
Destaca que es importante seguir las recomendaciones del Sector Salud y las disposiciones del señor Obispo como son: el lavado de manos, uso de gel antibacterial, omitir el contacto físico en el saludo de paz y únicamente comunión en la mano. La colecta se realizará después de la sagrada comunión.
Para quienes no vayan a los templos se les pide a los fieles unirse en oración desde sus casas, a través de las plataformas digitales y medios de comunicación a su alcance como: Vaticano, Buena Noticia, canal de televisión local, entre otros.
El comunicado detalla las actividades que se realizarán, por ejemplo, el Domingo de Ramos, la conmemoración de la Entrada del Señor en Jerusalén en las iglesias parroquiales, se celebrará con la tercera forma: entrada sencilla (Cfr. Misal Romano). Aunque esta forma omite la aspersión del agua bendita para los ramos, puede realizarse.
La Misa Crismal del día martes de la Semana Santa se realizará en la Catedral a puerta cerrada. Sólo participarán los presbíteros y fieles que presten su servicio litúrgico en esta celebración, iniciando a las 11 de la mañana.