Cambian familias sus actividades

Jessica Ignot
El Mundo de Orizaba

Arlette y Ernesto han entendido muy bien la importancia de permanecer en casa en autoaislamiento, para evitar contagiarse del covid-19.
Esto ha propiciado un cambio radical de rutinas; sin embargo, también ha fortalecido los lazos de convivencia entre madre e hijo.
Arlette es maestra de primaria, y quizá por su profesión, se ha “inventado” diversas actividades para hacer con Ernesto, un pequeño de preescolar, que como todos, es inquieto y con muchas ganas de aprender.
Ella recomienda que el primer paso que se debe dar en esta “cuarentena” es establecer horarios; esto ayudará a cumplir objetivos y mantener un orden en las actividades, pero sobretodo, forjar hábitos y disciplina.
Relata que ellos estaban a acostumbrados a levantarse a las 6:30 de la mañana, ahora se despiertan un poco más tarde. “Lo que trato es que lo primero que hagamos es desayunar, y después del desayuno, nos ponemos a hacer sus tareas, pues en la escuela les dejaron actividades por día, primero hacemos español o matemáticas, después hacemos la actividad de inglés”, comentó.
Tras cumplir con las tareas escolares, Ernesto puede jugar o ver televisión, mientras ella hace las tareas de la casa y la comida.
Debido a que Ernesto toma clases particulares de piano, en la escuela en donde está, que también suspendió actividades presenciales, le dan clases vía whatsapp, el docente le hace videollamadas y el pequeño se pone a ensayar en su piano; esta actividad la hace por la tarde.
En la tarde, dijo, aprovechan para poder jugar con burbujas; además tiene libros de colorear, se destinas un tiempo para la lectura de cuentos y también utilizan juegos de mesa o legos.
“Pero también procuro que vea la televisión en cortos periodo de tiempo”, comentó.
Ella como madre, dice, se preparó para pasar este periodo de autoaislamiento, pero sin caer en compras de pánico, sino solamente adoptando las medidas sanitarias recomendadas por las autoridades y sobretodo no salir.
“A mí me aflige pensar en la gente que tiene que salir a trabajar todos los días, esas personas me erizan la piel y a veces quisiéramos apoyar de mil maneras, pero para ellos se les complica más”, dijo.
Indicó que ella mantiene comunicación con un amigo que está en Italia, quien le da un panorama más cercano a la pandemia del Covid-19 y sus afectaciones.