Transmitirán misas via redes sociales

Ana De la Luz
El Mundo de Córdoba

La Diócesis de Córdoba se sumó a las nuevas medidas preventivas de la Iglesia Católica ante la contingencia sanitaria del covid-19. Ahora las misas serán privadas y transmitidas vía redes sociales y aunque los templos permanecerán abiertos habrá restricción de acceso con filtros sanitarios y quedaron suspendidas las bodas, bautizos y quince años.
Para mañana viernes habrá una reunión con la Vicaría de Pastoral en la que se definirá cuál será la forma en que se desarrollará el ritual de Semana Santa, ya que no será suspendido, señaló el obispo coadjutor, Eduardo Carmona Ortega, siguiendo las líneas de la Santa Sede, en el Vaticano.
“No se suspende la Semana Santa, lo que tenemos que decidir es cómo lo vamos a hacer. Los ritos litúrgicos también se harán en privado, lo que estamos viendo es cómo la gente se podrá incorporar”.
Mientras tanto, acompañado del sacerdote Domingo Ortiz Medina, Carmona Ortega enfatizó que en apego al mensaje emitido por los obispos de Veracruz, modificarán las acciones de contención a posibles riesgos de contagio del coronavirus, luego de que la Secretaría de Salud informó que la contingencia podría durar hasta septiembre.
“Estamos checando que en las puertas estén personas justamente para ver que no entre mucha gente y tendrán su spray para aplicar en las manos y los feligreses se purifiquen las manos antes de entrar. Además de la máxima limpieza a los templos y desinfección”, expresó.
Monseñor leyó el comunicado de los obispos de la Provincia Eclesiástica de Xalapa en el que conminan a unirse en oración por quienes sufren la falta de trabajo y de salud, pero también por la preocupante contingencia sanitaria por la pandemia del covid-19, razón por la que acordaron nuevas recomendaciones.
“Este tiempo de emergencia sanitaria es un tiempo donde apremia la caridad hacia el prójimo, especialmente con los más vulnerables. Ante esta situación por lo mismo, será necesario que mantengamos, con mucho cuidado, una actitud de solidaridad, desprendimiento y cercanía con la población que vive al día”, refiere el documento.
Por su parte, Ortiz Medina enfatizó que en el caso del dispensario médico de la Diócesis, desde el pasado lunes fueron suspendidos los servicios, no así en el Comedor de los Pobres, aunque de forma limitada.