Suspenden misas; no cierran templos

Jessica Ignot
El Mundo de Orizaba

La Iglesia católica determinó suspender la realización de misas comunitarias con presencia de fieles católicos, aunque los templos permanecerán abiertos.
Lo anterior, fue dado a conocer por los Obispos de Veracruz, de la Provincia Eclesiástica de Xalapa, quienes a través de un comunicado de prensa, señalaron que solo se van a realizar misas privadas y en la medida de la posible de las parroquias, pueden hacer transmisiones por plataformas digitales.
El informe destaca que se suspenden las mesas con participación de fieles, pero el sacerdote, como es propio de su ministerio, sigue celebrando la misa todos los días por las intenciones que ya se han solicitado con anterioridad, por las que vaya pidiendo la comunidad, así como por las intenciones del Papa, la iglesia y las necesidades del mundo ante esta pandemia.
Las misas privadas se celebrarán con las personas estrictamente necesarias para poder celebrar la eucaristía.
En el comunicado señalan que: “es importante que los templos permanezcan abiertos en los horarios habituales para las expresiones de fe de nuestra gente en sus visitas al Santísimo y para la oración personal, siempre y cuando se mantengan las condiciones de prevención sanitaria y se lleven a cabo de manera correcta”.
Detalla que el sacramento de la Eucaristía se seguirá celebrando todos los días en los templos para pedir, en comunión espiritual con ustedes, que Dios tenga misericordia de nosotros y del mundo entero.
“Sin embargo, dada la situación de emergencia sanitaria por el covid-19, consideramos que es necesario cambiar la modalidad de su celebración y participación para no exponer la salud de nuestros feligreses, especialmente la de los más vulnerables. Por lo tanto, pedimos a todos los sacerdotes que celebren la Eucaristía todos los días en forma privada, a partir de hoy y hasta nuevo aviso, pero teniendo en cuenta las intenciones de sus feligreses y comunidades, así como las necesidades del mundo entero. Por lo anterior, mientras dure esta contingencia, los fieles están dispensados de la obligación de la misa dominical”, explica el comunicado de la Diócesis de Orizaba.
Además, piden que en la medida de lo posible, estas celebraciones se trasmitan por las plataformas digitales y los medios de comunicación, públicos o privados, para que los fieles se unan espiritualmente a los misterios de la fe.
En el comunicado, los obispos de la Provincia Eclesiástica de Xalapa muestran si preocupación por la situación que estamos viviendo y llaman a los fieles católicos a unirse en oración a toda la iglesia y al clamor de todos los que sufren por la falta de trabajo y de salud.
“Invitamos a las familias para que venzamos la globalización del covid-19 con la globalización de la oración, ya sea en forma privada, en nuestras iglesias o en nuestros hogares que son una iglesia doméstica. El camino cuaresmal como camino hacia las fiestas de la Pascua es tiempo de conversión, de penitencia, de ayuno, y de oración. Estamos en una gran oportunidad de comprender mejor lo que es adorar al Padre en espíritu y en verdad y de redescubrir el poder de la oración de intercesión mansa y humilde como el refugio y la medicina que cura no sólo las enfermedades del cuerpo, sino también del alma”, dio a conocer la Diócesis de Orizaba a través del documento.
También llaman a tener una actitud solidaria con los que menos tienen, así como adoptar las medidas de prevención, informarse y atender las disposiciones de las autoridades sanitarias.