Piden aprovechar excedente de río

Antonio Arragán
El Mundo de Córdoba

Cuichapa.- Debido a que gran porcentaje del vital líquido que surge del manantial Siete Aguas cae directamente al río Blanco, sin ser utilizado para uso doméstico o agrícola, el alcalde de Yanga, Apolinar Crivelli Díaz pedirá a las autoridades correspondientes, aprovechar el excedente de corriente del manantial, según se acordó durante un recorrido por el afluente.
Esta fuente  de abasto suministra  el líquido a los municipios de Omealca, Cuichapa, Cuitláhuac, Tezonapa y Yanga, toman un porcentaje de acuerdo a la capacidad de sus ductos y otra cantidad de agua regresa al río Blanco, mientras comunidades y la mitad de la cabecera municipal de Yanga padecen la escasez del líquido, problema que se agrava en época de estiaje.
En compañía de integrantes del sistema de agua en San Miguel El Grande, Eladia Meza de la Rosa, José María Segura Sánchez; Tomás Espinoza Rodríguez, agente municipal de San Miguel, así como José Flores Nieves y Miguel Hernández Montesinos, vecinos de esas  comunidades, visitaron el sistema de agua que se ubica en el municipio de Cuichapa, testificando el “desperdicio” del líquido, que bien pudiera ser aprovechado para uso doméstico de esta región.
El edil explicó que el manantial “Siete Aguas” surte a la mitad de los usuarios de la cabecera municipal, así como a San José del Corral, El Mirador, Loma de Guadalupe y La Palma, por mencionar  algunas comunidades, que presentan falta de suministro del líquido en temporada de estiaje.
Durante el recorrido comentaron la necesidad de elaborar un proyecto en el que de pretende cambiar  la tubería que surte de agua a Yanga, pues se requiere cambiar una longitud de 1, 112 metros, ya que presenta un deterioro importante por el paso del tiempo, lo que ocasiona afectaciones en el suministro.