La carrera para hallar la vacuna contra el covid-19

Redacción

El coronavirus ha puesto en jaque a las sociedades, sistemas sanitarios, economías y tejido empresarial de todo el mundo, es por ello que la búsqueda para encontrar una vacuna contra el virus se presenta frenética y hasta parece una carreta en la que investigadores de todo el mundo suman esfuerzos para intentar frenar la veloz expansión del virus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha informado que las últimas cifras globales del virus son de más de 462 mil enfermos y 21 mil muertos en 187 países, por lo que el tiempo apremia en busca de una cura y ante ello la industria farmacéutica busca poder disponer de una vacuna contra el COVID-19 en un plazo de entre 12 y 18 meses.

Por eso hay en marcha decenas de ensayos clínicos para el desarrollo de kits de detección del virus más baratos y con una mayor capacidad de precisión y así mismo se busca desesperadamente una vacuna.

Hasta el momento, los avances son:

El Ministerio de Defensa chino anunció que el primer prototipo de la vacuna contra el coronavirus se encuentra listo para ser sometido a los primeros ensayos clínicos.
El proyecto que ha sido desarrollado por la empresa privada CanSino Biologics, en colaboración con la Academia Militar de Ciencias Médicas.

En la actualidad se encuentran buscando voluntarios para probar el prototipo de la vacuna. Estos deben tener entre 18 y 60 años y no haber sido infectados por el virus. Las autoridades chinas han recalcado que, aunque este ensayo fuese exitoso, la posible vacuna no podría comercializarse hasta dentro de un mínimo de 12 meses.

Al respecto, Estados Unidos anunció el inicio de los primeros ensayos de una posible vacuna contra el covid-19. Este proyecto está siendo financiado por el Instituto Nacional de Salud y desarrollado por la empresa de biotecnología Moderna.

Es un tratamiento utilizado contra la malaria y que estaría reportando efectos positivos pero la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) ha señalado que este tratamiento debe ser probado antes de forma más eficaz en humanos.

La vacuna consistiría en dos inyecciones aplicadas en el brazo del sujeto. Una, en el momento de iniciarse el ensayo y otra transcurridos 28 días con el objetivo de poder observar la seguridad que reportan las distintas dosis aplicadas.

Por su parte el gobierno ruso han informado que el Centro de Virología Véctor ubicado en Siberia ha iniciado las primeras pruebas de una posible vacuna contra el Covid-19.

Las pruebas han comenzado a realizarse en primates y esperan que esté lista3 para aplicarse en seres humanos entre los meses de octubre y noviembre de 2020.

Una vez finalice el ensayo deberán establecerse las dosis recomendadas, así como el método de administración de la vacuna.

En España, su presidente Pedro Sánchez, anunció hace unos días, dentro del paquete de medidas destinadas a hacer frente a la crisis del coronavirus y paliar sus efectos económicos, sanitarios y sociales, un total de 30 millones de euros para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) para ayudar en proyectos que investiguen el desarrollo de una posible vacuna.

Por su parte la OMS trabaja en un ensayo de solidaridad con científicos de Argentina, Canadá, Francia, Irán, Noruega, Sudáfrica, España, Suiza y Tailandia con el objetivo principal de hallar un tratamiento eficaz contra el COVID-19.

Es de resaltar que hasta el momento no hay vacuna contra el covid-19, pero sí un gran esfuerzo mundial para poder contener esta pandemia.