Aumentan secuestros y violencia familiar

Paco Montes
El Mundo de Córdoba

En febrero, Córdoba volvió a ser golpeada por los secuestros, las extorsiones y los casos de violencia familiar, según las cifras oficiales de la Secretaría de Gobernación actualizadas durante este mes.
Los números oficiales revelan que en febrero, los criminales cometieron dos secuestros, mientras que en enero fueron registrados tres casos. En total, en los dos primeros meses de 2020, en este municipio se ha tenido conocimiento de cinco privaciones de la libertad en las que se ha exigido dinero a cambio de liberar a las víctimas. La cifra representa un aumento del 25 por ciento en comparación con el mismo periodo pero del 2019, y un incremento del 100 por ciento si lo medimos con el mismo lapso de 2016, 2017 y 2018.
Las denuncias de extorsión se mantienen. Mientras en enero se registraron 5, en febrero se conocieron 4 casos. Los 9 casos en total, también superan a los registrados en 2019 (6), 2018 (5) y 2017 (8), según información del Sesnsp, cuyos datos recoge y traduce la asociación Semáforo Delictivo.
La violencia familiar y las lesiones son los otros delitos que deberían preocupar a las autoridades locales, según Semáforo Delictivo, pues sus delitos están por arriba de la media nacional. En torno al rubro de ‘lesiones’, entre enero y febrero se denunciaron 69 casos, mientras que de violencia familiar, donde los victimarios y víctimas son personas que pertenecen a una misma familia, se tiene un total de 57 denuncias. Más que sus mismos periodos pero de años pasados.
En el caso de homicidios, aunque presenta una baja, es un delito que todavía no ha podido ser erradicado. Durante febrero fueron asesinadas 3 personas, en tanto, en enero se conoció de 5 personas.

Fortín: robo de casas
En el caso de Fortín, los ciudadanos deben conocer que hasta febrero, el robo de casas es el delito con mayor incidencia dentro de este municipio. Con 8 denuncias por robo a casa habitación, los casos visibilizados entre enero y febrero superan al mismo lapso de los dos años anteriores. El año pasado sólo hubo 4 denuncias, lo mismo que en 2018. La violencia familiar también es el ‘coco’ para este municipio, pues con 14 casos, el Semáforo Delictivo lo apunta en color rojo, así, las cifras superan la media nacional.

Orizaba: robo de vehículo
Además de violencia familiar y lesiones, Orizaba padece por los delitos de robo de vehículo y robo a negocio.
Entre enero y febrero, en este municipio se registraron 21 casos de robo a vehículo, lo que supera en 23 por ciento a los casos del año anterior.
En el caso de robo a negocio, se trata de 11 denuncias en los dos primeros meses del año, lo que también supera al mismo lapso del año anterior. Comparado con enero y febrero de 2019, hay un alza de 37%.

Huatusco: homicidios y extorsión
Para los huatusqueños la situación cambia. De acuerdo con la incidencia de sus delitos, ellos padecen por homicidios, extorsión y violaciones.
Entre enero y febrero, en Huatusco asesinaron a 3 personas, dos fueron extorsionadas, y una persona más sufrió violación. Las cifras son mayores a las registradas durante los dos primeros meses pero del 2019 y 2018.