Abandonan cañeros cachaza como abono

Antonio Arragán
El Mundo de Córdoba

Región.- Por el riesgo de incendios que representa el uso de cachaza como fertilizante en siembras de caña, productores optaron por dejar de utilizarla como abono para sus cultivos, debido a que algunos le prenden fuego intencionalmente y genera pérdidas económicas incuantificables.
Hasta hace unos años los residuos de caña que eran regados para abonar los campos dejaron de ser utilizados, debido a que el bagazo es considerado un riesgo en época de calor, señaló José Miguel Estrada, integrante del ejido San José, quien recordó que para evitar el riesgo optaron por utilizar otras fórmulas químicas más costosas que no ponen en riesgo las siembras.
Debido al deterioro que presenta la tierra, consideró necesario se apliquen fertilizantes naturales en las zonas de cultivo de caña, sin embargo, reconoció que lamentablemente los ingenios azucareros y las organizaciones cañeras no han destinado recursos para destinar nuevas fórmulas que mejoren el rendimiento de la vara.
Lo anterior ha derivado en baja producción en algunas regiones, donde el fertilizante tradicional no causa los mismos efectos por la falta de humedad en la tierra.
“La cachaza es un excelente abono para la caña, lamentablemente se está perdiendo la costumbre de utilizarla en los campos de la gramínea por el peligro que significa, debido a que cuando se seca y le prenden fuego, se queman las plantas que van creciendo, lo que representa pérdidas económicas incuantificables para los productores”, señaló.
Explicó que cuando un abastecedor opta por esta medida, destinan vigilancia especial las 24 horas del día en sus siembras, con el objetivo de evitar que incendien sus plantíos y que además les represente gastos económicos extras.
Sin embargo, pese a que se trata de un producto orgánico económico y que lo proporcionan algunos ingenios azucareros sin costo, en los últimos años la mayoría dejó de utilizarlos y ahora invierten más otros abonos.