Revancha personal

Agencias

Todo lo que Philip Rivers quería era una oportunidad para jugar una temporada más en la NFL. Así que cuando los Colts de Indianápolis se la dieron, el ocho veces seleccionado al Pro Bowl la tomó.
Rivers terminó oficialmente su periodo de 16 años con los Chargers ayer, cuando firmó el contrato por 25 millones de dólares que acordó hace apenas unos días.
“Sigo amando jugar y sé que puedo hacerlo en cualquier nivel”, comentó Rivers en una conferencia telefónica, reconociendo que estaba listo para alejarse del futbol americano si no recibía ninguna oferta. “Fue una de esas cosas en las que dije que, si no había nada allá afuera, entonces esa era mi respuesta. Pero si hay una oportunidad con un equipo… terminé estando con esta organización y eso hizo las cosas mucho más emocionantes”.
Rivers, de 38 años, siente que todavía tiene mucho que ofrecer incluso después de una de sus peores temporadas desde su debut en los emparrillados de la NFL.
Lanzó apenas 23 pases de anotación, su menor cantidad desde 2007, y 20 intercepciones, igualando la segunda suma más alta de su carrera.
Ahora, con un nuevo comienzo, un sólido juego terrestre y una de las mejores líneas ofensivas de la Liga, Rivers insiste en que les demostrará a sus críticos que estaban equivocados.
“Me siento increíble y (si) siento que lo estoy el próximo año, entonces estaré emocionado de seguir, dependiendo de cómo se sienta el equipo”, comentó Rivers. “Quiero entrenar a mi hijo mayor. Tengo dos hijos, de 12 y ocho años, así que tengo algo de tiempo. No creo que me verán en un rango de Tom Brady, pero me siento bien y siento que puedo ayudar al equipo a ganar un campeonato”.
Rivers sospechaba que se dirigía a su primera incursión en la agencia libre cuando, entre lágrimas, dijo a los reporteros al final de la temporada que no renunciaría. En febrero, los Chargers lo hicieron oficial al anunciar que las dos partes acordaron tomar caminos diferentes. Rivers decidió que quería seguir jugando luego de haberse mudado a Florida y apunta a que puede pelear por una gran temporada e incluso sueña con la postemporada 2020.