Caen hasta 80% ventas en mercado

Alejandro Aguilar
El Mundo de Córdoba

Con la necesidad de gel antibacterial y cubrebocas para laborar, locatarios del mercado Revolución señalaron que sus ventas disminuyeron, debido a la contingencia sanitaria. Indicaron que además de enfrentar la crisis tras el incendio, también algunos comestibles importados se encarecieron como consecuencia de la pérdida del peso ante el dólar.
Apoyados con unas lonas por parte de la Jurisdicción Sanitaria, los comerciantes avisaron que el zoco permanecerá abierto con regularidad, por tratarse de un centro de abasto necesario para la población y en la que mantienen las medidas básicas sanitarias preventivas.
En entrevista con el líder de locatarios, Elías Castro Palacios, reveló que los más de 200 comerciantes ubicados en el perímetro del zoco luego del incendio, establecieron las medidas básicas orientadas por autoridades.
“Se separaron los espacios para que no se aglomere la gente, de que cada locatario tenga su gel antibacterial y frecuentemente se laven las manos”, expresó.
Reveló que debido al desabasto de cubrebocas y gel en algunas farmacias y negocios en Córdoba no a todos les ha sido posible surtirse de estos artículos, por lo que exhortó a las autoridades a apoyarlos.
Castro Palacios externó que también bajaron las ventas en un 80%. Explicó que su economía es afectada no sólo por la contingencia sanitaria, sino que algunos productos subieron en un 10%, por el alza al dólar, como las semillas, la canela, jamaica, el tomate verde.
Enrique Alvarado, líder de los tablajeros, refirió que las ventas de los cárnicos disminuyeron al menos un 50%.
“Fue lo del incendio, lo de Semana Santa y el coronavirus, tres cosas que están influenciado aquí. Pero por eso no dejaremos que si hay que tomar otras medidas las tenemos que tomar también, no habrá otro inconveniente por la salud de la ciudadanía y de nosotros”.

Ajustarse a las condiciones
Nancy Paola Cuautle Solís, comerciante de artículos de limpieza y religiosos, inició con la venta de gel antibacterial, ante la carencia en farmacias, para poder sostener a su familia.
“Nosotros vamos al día y tenemos pagos pendientes y lo del incendio nos trajo perdidas y los proveedores están detrás de uno y por eso empezamos a fabricar el gel antibacterial”.
Lo hace siguiendo recomendaciones del sector Salud, con glicerina, alcohol, carbopol y trietanolamina.