Con sentido del Mundo

De la Redacción
El Mundo de Orizaba

Un derroche de simpatía, alegría, amor y muchas otras cosas es el que nos trasmite el buen Miguel Solano, un chico súper agradable, sonriente, noble pero sobretodo muy sociable y consentido por todos quienes lo conocen. Con esta edición nos regala este emotivo testimonio cargado de mucha energía y mucha felicidad.
Miguel es un chico de 22 años, forma parte de una familia maravillosa, es un chico muy amoroso, extrovertido que a pesar de su condición no es para inhibido, al contrario le encanta charlar con la gente, incluso es socio león del Club de Leones Orizaba Helénicas, forma parte de los socios más jóvenes, cuenta con ese lado humanitario pero también altruista.
“Yo junto las tapitas para los tratamientos oncológicos para niños, es por eso que invito a la gente a que también las junte y así lograr más; tengo amigos en el club, como Alán, Luis, Mimis y Eliz son mis mejores amigos”.
A Miguel le gusta jugar fútbol, su equipo favorito con las Chivas, también le gusta mucho bailar, escucha música de todos los géneros pero mencionó que el regueton y la salsa son sus favoritos. Uno de sus artistas preferidos es Chayanne.
Conocer a Miguel es conocer una gran faceta de él, pues es un chico muy amoroso y cariñoso, “Tengo novia, se llama Karen llevo un año con ella, incluso tengo planes de casarme con ella y tener tres hijos, un niño, una niña y un niño, mi sueño es tener una familia”.
Sin duda Miguel tiene un gran futuro, es un chico feliz, muy entusiasta y con muchos sueños por lograr.