Dan de alta a lesionados

Alán García
El Mundo De Córdoba

Huatusco.- Las 17 personas que resultaron lesionadas tras el choque de tres camionetas el pasado lunes, fueron dados de alta del Hospital General y la Cruz Roja, al presentar solo golpes menores que no ponían en peligro su vida.
En cambio, la productora de cine Ruth Cherem Daniel, quien participó en la grabación de la película: “Mirreyes vs Godines”, continúa en una clínica particular.
Desde la tarde-noche del lunes, las primeras 13 personas que trabajan como empacadoras, permanecían internadas en el Hospital General y ayer fueron dados de alta.
Ayer por la tarde, Nereyda Morales Muñoz y Esmeralda Herrera, ambas de 19 años, así como los pasajeros de la otra camioneta: Julián Contreras López, de 50 años y su sobrino Juan Diego Contreras, ambos con domicilio en Actopan, que se encontraban estables, fueron los últimos en dejar el Hospital General, ayer por la tarde.
La directora de la Cruz Roja confirmó el alta de las cuatro mujeres que se encontraban bajo observación médica en ese hospital y ayer mismo regresaron a sus casas. Mientras que la directora de cine Ruth Cherem Daniel, permanecía en recuperación en la clínica San Antonio de Huatusco.
Los hechos del accidente ocurrido la mañana del lunes sobre la carretera federal a Xalapa, fueron turnados a la Fiscalía regional, quienes realizaron el peritaje correspondiente para deslindar responsabilidades.
De acuerdo a testigos, entre los presuntos responsables está la productora de cine y el conductor de la camioneta procedentes de Actopan, quienes quedaron en calidad de detenidos, mientras se aclara la situación.
Se supo que la directora de cine salía sin precaución con su camioneta de un hotel donde se hospeda parte del electo de la película “Mirreyes vs Godines”, y fue impactada por la camioneta de los comerciantes de nopales, quien esta a su vez se estrelló de frente contra la unidad donde viajaban los 15 empacadores de chayote.
Hasta ayer, agentes ministeriales continuaban con recabar los testimonios para deslindar responsabilidades y así poder cubrir los gastos médicos de los afectados.