Adiós Pats, hola Tampa

Agencias

La historia de Tom Brady tendrá un nuevo equipo y una nueva ciudad. La NFL dio a conocer que el quarterback de 42 años se convertirá en nuevo jugador de los Buccaneers de Tampa Bay.
Un contrato que oscila entre los 30 millones de dólares por un año sería el que estaría firmando Brady con su nueva escuadra para disputar la temporada 2020 de la NFL.
Brady estará disputando su temporada 21 como profesional y se despidió de los Patriots, tras ganar seis Super Bowls en lo que es una de las franquicias más ganadoras de toda la historia de cualquier deporte en Estados Unidos. Los Buccaneers han sido sólo una vez campeones del Super Bowl y se dio en el año 2002.
“Aunque mi viaje futbolístico tendrá lugar en otro lugar, aprecio todo lo que hemos logrado y estoy agradecido por nuestros increíbles logros en el EQUIPO”, escribió Brady en su mensaje de Instagram a temprana hora, anunciando así su salida de Pats de Nueva Inglaterra.
Se esperaba la decisión de Brady sobre su futuro después de que últimamente había declarado repetidamente que su objetivo era jugar hasta que tuviera 45 años. Pero él y los Patriots no pudieron llegar a un acuerdo sobre la extensión del contrato la temporada baja.
Eso creó un camino para que Tom Brady explorara sus opciones como agente libre por primera vez en su carrera, y después de una temporada 2019 en la que mostró visible frustración a veces y los Patriots desafiados ofensivamente perdieron inusualmente en la ronda de comodines de los playoffs, le dijo a Westwood One Radio que era “de mente abierta sobre el proceso”.
El dueño de los Patriots, Robert Kraft, quien emplazó al entrenador Bill Belichick en las negociaciones, dijo a NBC Sports que esperaba que Brady jugara en Nueva Inglaterra o se retirara.
Tanto Kraft, Belichick y Brady, son ampliamente vistos como los tres pilares del éxito sin precedentes de los Patriots desde 2001.
La franquicia de Tampa, que compitió con los Chargers por Brady, le habrían ofrecido 30 millones de dólares asegurados al año, para obtener un principio de acuerdo con el mariscal de campo.