La Mera Mera

Tomás Setién y Natalia Setién Aguilar

No solo con el bastón en su mano derecha o izquierda, castigando a los primos Garcia, en ese orden, Pedro Infante, Víctor Manuel Mendoza y Abel Salazar, la abuela del cine mexicano se hizo notar; siendo también capitana en jefe de Nosotras las Intocables, y tocando a las fuerzas armadas en Doña Clarines, aunque de vez en cuando aparecía como la dama de mil arrugas lista para asumir el martirio sin reserva como en el argumento de La Abuela y Cuando los hijos se van, dentro de su primera versión.
Doña Sara García, tras hacer enteramente popular el cómic semanario de la Mera Mera, asumiendo el papel de mujer policía, madre de un cumplidor agente de la ley, fue tal el éxito de aquella publicación que el propio cine mexicano la contrató para llevar a cabo dicho papel, apareciendo en tres filmes. Uno de ellos dirigido por el gran novelista Luis Spota, siendo el trío de filmes bastante rudimentario, paro sosteniendo dichos filmes, la gracia, el talento y sobre todo la valentía para deshacer entuertos de la delincuencia de casi siempre, ganando la ley al final de las simpáticas cintas,
Y es mas Doña Sara quiso morir de otra manera dentro de la ficción del cine mexicano, nunca por la flecha envenenada de una hija o hijo, sino con el estómago colmado de gorditas, y varios litros del pulque del bueno, sufriendo retortijones de barriga pero enteramente contenta, dentro de aquel argumento más que bueno de la película Mecánica Nacional, dirigida por el ibérico Luis Alcoriza, llorando lágrimas de aceite mientras ven pasar los autos de connotada carrera; Manolo Fábregas, Pancho Córdoba y amigos gruesos que los acompañan.
De esa manera el misticismo de Sarita se vio alterada de la pe a la pa, ya no sufriendo un pasón por el mucho tequila consumido, sino por abrir las ventanas de su alma y su propio estómago a lo más rico de los antojitos nacionales,
Apareciendo casi siempre en sus papeles fílmicos como una dama de hierro, llevando el ejemplo de su aparición en El Jaguey de las Ruinas, y Yo baile con Don Porfirio al lado del también inolvidable actor español Angel Garasa.
Compañero de aventuras en el cine mexicano de Sara fue Joaquín Pardavé desde que filmaron juntos Ahí está el detalle, luego vinieron El Ropavejero, La familia Pérez, etc.
La orizabeña, en pocas palabras, fue la capitana en jefe de una mujer nada parecida a otras;
Doña Sara también fue villana trayendo por la calle de la amargura a Jorge Negrete en la película Perjura, siendo el actor que más le simpatizo Pedro Infante Cruz, en filmes como el serial de los García, Dicen que soy mujeriego y La Tercera Palabra.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz