Amenazan a feminista

Jessica Ignot
El Mundo de Orizaba

Una integrante del movimiento Marea Verde Altas Montañas ha recibido amenazas de muerte tras su participación en la marcha de 8 de marzo que se realizó en Orizaba.
Se interpondrán las denuncias pertinentes para que intervenga la policía cibernética, además de que se pedirán las medidas de protección para esta joven estudiante.
En rueda de prensa, las integrantes del colectivo, dieron a conocer que tras la participación de la joven en la marcha, en redes sociales se exhibió su fotografía, así como datos personales de la joven; a través de tres perfiles de redes sociales, se empezaron hacer amenazas directas hacia su persona.
La madre de la joven, Karely Portela Ferreira, expuso que existe preocupación y miedo a que su hija sufra un ataque, tras las amenazas que le hicieron.
Los perfiles en redes sociales de donde provienen esas amenazas son “Guille Sandoval”, “Pablo CC” y “José Ort”, denunció.
Señala que el lunes 9 de marzo, se percataron de que en redes sociales, en grupos de ventas en Orizaba, circulaba una fotografía de la joven posteada por el perfil “Guille Sandoval” señalando que la estaba buscando debido a que le había roto los cristales de su automóvil. La madre de la joven lo niega debido a que la marcha que se realizó el domingo 8 fue “totalmente pacífica”, según ella.
A raíz de este post, la joven empezó a recibir mensajes amenazantes. Por ejemplo, “Pablo CC” posteó “Quién para balacearlas en su siguiente protesta” , mientras que “José Ort” respondió a “Guille Sandoval” que él pasaba la dirección de la joven.
Tras estas “amenazas”, dijeron tener preocupación de lo que le pueda suceder a la estudiante del Tecnológico de Orizaba. Por lo que se pondrá la denuncia correspondiente.
Por su parte, la abogada del colectivo Cihuatláhtolli e integrante del movimiento, Luz María Reyes Huerta, señaló que estas “amenazas” las están vertiendo en contra de una joven que es “vulnerable”, que desde siempre ha participado en estas movilizaciones manteniendo un perfil bajo.
Es la primera vez, indicó, que “se hace una amenaza directa” en contra de una integrante de este movimiento, pues sí bien en otras ocasiones han vertido descalificativos, el acoso y las amenazas no habían sido directas contra una de las integrantes.
Por su parte, Arlett Cerón Vargas, también integrante del movimiento, dijo que la manifestación del 8 de marzo fue totalmente pacífica.
“Hoy ella no está aquí porque decidimos protegerla, pero el mensaje es claro: si tocan a una, respondemos todas, y no vamos a permitir una situación más hacia nosotras y ni hacia nadie”, comentó.