Norman Rae

Tomás Setién y Natalia Setién Aguilar.

La emancipación de la mujer en el mundo, que se celebró el pasado nueve de marzo, se pudo ver un paro gigantesco de las damas, pintando sus matices de guerra no con lápices labiales, sino con esa especie de pintura muy simil a la de los apaches y pieles rojas; sobre todo en nuestra nación, en donde la violencia, el crimen y toda clase de pillajes ha tocado el corazón distinguido de pobres y ricas.
Existiendo un filme clave dentro del género del despertar del sexo femenino, exigiendo sus reales derechos en aquella cinta Norman Rae, película que le guiño el ojo de manera coqueta a la entrega de los Oscares en el año de 1979, llevándose el oro, el incienso y la mirra la excelente actriz Sally Field, ganadora del Oscar para actriz protagónica, dentro de una situación en la cual todo el mundo estuvo de acuerdo,
La trama de la cinta gira sobre las situaciones de martirio en las cuales viven Norman, sus propios padres y empleados de una fabrica textil, recurriendo a la llegada de activistas de Nueva York, para encender la flama de la rebelión de los empleados de esa fabrica, culminando todo en la elaboración de un sindicato en donde se gestara la lucha por recobrar la dignidad de los propios trabajadores, enarbolando la bandera Norman Rae en un caso sacado de la vida real.
Cintas cumbres de la emancipación de la mujer fueron: Quién teme a Virginia Wolf, con la mejor actuación en vida de Liz Taylor; Mujercitas en su segunda versión, detallando el caso de la escritora que sacrificó todo, hasta el amor mismo, para llevar al cabo su profesión de escritora triunfal.
Bonnye And Clyde, dentro de la historia de la célebre pareja de gángsters, llevando el papel de la mujer bandida Fane Dunaway; Elsa Lanchaster fue la Novia de Frankestein.
El cine mexicano tuvo como icono de mujer rebelde armada con su bastón a Doña Sara García, principalmente en Los 3 García; Dolores del Río en Doña Perfecta, y a la primera exponente de la dirección de cintas como Matilde Landeta, creadora del filme Trotacalles.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz