Pumas castigó a García

Agencias

El Club Universidad afirmó que el futbolista Marco García, quien fue señalado por tomar fotografías indebidas a una profesora de educación en línea, fue castigado, pero no dado de baja a petición de la propia agraviada.
Ayer se dio a conocer en una columna de prensa, que el joven elemento de Pumas le tomó fotos por debajo de la falda a una maestra, la cual acusa falta de apoyo por parte del cuadro capitalino, pese a que tenía las pruebas en contra de este jugador mexicano.
Manifestó que su caso fue desechado y que nunca tuvo el respaldo de la institución para que el juvenil elemento involucrado recibiera una sanción. Ante esta situación, el conjunto auriazul aceptó que “en septiembre de 2017, Marco García, quien entonces tenía 17 años, efectivamente fue señalado por tomar fotografías indebidas a la entonces tutora del programa de educación en línea emprendido por el Club Universidad”.
“La entonces Directiva, a través del departamento de Recursos Humanos, apoyó a la agraviada e investigó el caso y, después de entablar diálogo con ambas partes, acordó no despedir al jugador, a petición de ella, sino que se le sancionara con una suspensión por poco más de dos meses sin goce de sueldo y sin actividad deportiva alguna en el Club, otorgando el perdón correspondiente”, estableció.
“El compromiso del Club Universidad es y ha sido formar futbolistas, pero también seres humanos, por lo que, además de la sanción señalada, se incorporó al jugador a un tratamiento”.