Restaurarán INAH e INBA patrimonio dañado

Redacción

Tras la marcha del 8 de marzo en Ciudad de México, la restauración del Monumento a la Revolución, el Hemiciclo a Juárez y escultura de Francisco I. Madero, ésta última ubicada a un costado del Palacio de Bellas Artes, correrá a cargo del Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (Cencropam) del INBA.

En la pieza ecuestre se registró, además de pintas, destrozos con martillo en su estructura y base, detalló la dependencia.

El Hemiciclo, por su parte, fue alcanzado por pintura arrojada desde las vallas que lo resguardaban, mientras que en el Monumento a la Revolución se detectaron afectaciones en las bases de las columnas de cantera, el piso y la zona de acceso al museo.

“En estos tres casos, el personal del Taller de Escultura del Cencropam realizará un dictamen técnico en apoyo con las autoridades del Gobierno de la Ciudad que tienen el resguardo de dichos monumentos”, comunicó el INBA.

El INAH, que se encarga de las restauraciones al patrimonio anterior a 1900, informó que el Gobierno de la Ciudad de México atenderá los daños registrados en estatuaria e inmobiliario histórico de Paseo de la Reforma, aunque bajo su aprobación. Aún están a la espera del reporte final. Con información de REFORMA