Buscan penas por retener recursos

Agencia AVC

Xalapa.- Los empresarios del sector turismo buscan plantear una reforma a la ley que permita alguna sanción administrativa, como podría ser la inhabilitación, a los funcionarios de la Secretaría de Finanzas o Turismo, que retrasen la transferencia de los recursos que se recaudan por el impuesto al hospedaje.
El diputado local Bingen Rementería Molina, explicó que se han generado muchas quejas por la falta de ministración o transferencia de los recursos que se cobran a los turistas, lo que ha limitado la promoción de Veracruz como un destino turístico.
En ese sentido, los hoteleros de la región Veracruz-Boca del Río, están convocando a una reunión con representantes de las siete regiones, y los diputados la Comisión de Turismo y Desarrollo Económico del Congreso, para plantear la urgencia de establecer sanciones y así obligar la transferencia de los recursos públicos.
Información de la Secretaría de Finanzas y Planeación confirma que de enero a diciembre del 2019 se logró recaudar 46 millones 941 mil pesos, 9 millones menos de lo proyectado por el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez.
De los 46 millones de pesos recaudados se transfirieron al Fideicomiso del Impuesto al Hospedaje un total de 42 millones 842 mil pesos y Sefiplan tiene pendiente de entregar 4 millones 98 mil pesos, según datos públicos.
Al cuestionar al legislador por el retraso en la ministración de los recursos, adelantó que el sector empresarial presentará una propuesta al respecto: “que haya responsabilidades para que no entregue ese recurso, que ya empiece a haber responsabilidades administrativas que podrían llevar hasta la inhabilitación”.
Reconoció que en la actualidad las reglas están claras, los hoteleros deben entregar el dinero a la Sefiplan, y la Secretaría de Turismo debe apoyar en la aprobación de los proyectos de promoción turística, pero si el dinero no se transfiere y no se validan las propuestas de gasto, poco se puede hacer.
“Hay una falta de atención en las dos secretarías, en una por no mandarlo a tiempo y la otra por no aprobar en qué se gasta. Lo qué se está buscando es que los funcionarios cumplan con su deber”, insistió el diputado.