Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 5:20-26:

Germán Alpuche

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Les aseguro que si su justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, ciertamente no entrarán ustedes en el Reino de los cielos.
Han oído que se dijo a los antiguos: ‘No matarás y el que mate será llevado ante el tribunal‘. Pero yo les digo: Todo el que se enoje con su hermano, será llevado ante el tribunal supremo, y el que lo desprecie, será llevado al fuego del lugar de castigo.
Por lo tanto, si cuando vas a poner tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mismo de que tu hermano tiene alguna queja contra ti, deja tu ofrenda junto al altar y ve primero a reconciliarte con tu hermano, y vuelve luego a presentar tu ofrenda.
Palabra del Señor.

Ningún hombre puede concebir, a primera vista, cómo puede decirse: ”Todo el que se enoje con su hermano, será llevado ante el tribunal supremo“; eso sólo puede ocurrir, si la ira en el corazón pesa tanto como el homicidio. ¿No hay algo que coincida con nuestra experiencia?.
El que lleva la ira en el corazón, querría toda clase de desgracias a otra persona, desea no tener nada que ver con ella, que ella ya no exista para él. ¿No es esta ira como un asesinato espiritual, un sentimiento que aborrece a otra persona, la envilece y rechaza? ”Quien odia a su hermano es homicida…“ (1Jn. 3,15).
En seguida nos damos cuenta de cómo en este ejemplo debe haberse conseguido la ”justicia que es mayor que la de los escribas y fariseos“.
El discípulo de Jesús ante la ira que brota en el corazón, debe tener tanto temor como ante el homicidio. La norma se ha cambiado y exige algo interior y mucho más excelso.
La ira es la negación del amor que habría de brotar de un corazón donde habita Cristo. Por ello la cuaresma es tiempo de perdones y pedir perdón a aquellos que hemos lastimado dejándonos llevar por la ira y el orgullo.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz