Feminicidios y corrupción judicial

Jesús Víctor García Reyes

La muerte de cientos de mujeres, niños, discapacitados y hombres a manos de la delincuencia se ha vuelto intensa en el país. La magnificación de los hechos, que los medios de comunicación hacen, intensifica el miedo de una población, que observa con impotencia, las masacres cotidianas.
Sin querer ser alarmistas, estimamos que la violencia se ha incrementado los últimos 20 años del nuevo siglo. ¿Cuál ha sido la causa principal para que pase todo ello? Expertos en la materia, como el Dr. Edgardo Buscaglia en entrevistas con la periodista Carmen Aristegui y otros medios (Noviembre 2019), ha señalado que para el caso de México, el “foco” central de corrupción, es el poder judicial. Buscaglia que coordina en Italia una oficina de planeación en seguridad pública, afirma que son las fiscalías estatales y nacional (antes procuradurías que dependían de los gobernadores o del presidente), es donde se localizan los núcleos que engendran y propician la corrupción judicial. La puerta de entrada son los ministerios públicos, ha dicho, luego los jueces, magistrados y tribunales. Ha explicado que todos se protegen entre sí, facilitando con ello, la corrupción “institucionalizada” en el poder judicial mexicano.
Dice el Dr. Buscaglia, que en México NO hay una sola fiscalía que se salve de esta caracterización. Todas contribuyen a la corrupción, creando con ello un círculo de impunidad, que protege delincuentes y funcionarios que trabajan en ellas. Por ello, cuando las mujeres se acercan a estas instituciones a denunciar violencia de género o cualquier otra, lo primero que observan es desdén hacia ellas y al asunto que quieren tratar. Las mujeres han documentado (vía asociaciones civiles), el trato indigno que se da en esas áreas judiciales, por custodios y personal administrativo. Otras, han señalado, dejando constancia de ello, de las solicitudes de dinero para agilizar un trámite o detener al presunto imputado. Es en el poder judicial, donde el Dr. Buscaglia señala está “el huevo de la serpiente”, que propicia la violencia permanente en México. Al haber impunidad se incrementa la violencia. Los grupos conservadores del PAN y asociaciones vinculadas a ese partido, quieren desviar la atención de este punto que analizamos, y pretenden llevar “agua a su molino político”. Es decir, quieren hacer creer al pueblo de México que todo es culpa del presidente de la República y de supuesta incapacidad de gobernar, eso es mentira, porque pierden el contexto histórico (general, global) de los últimos 20 años de violencia en este país, gobernado por el PRIAN.
Lo anterior NO es una justificación, es una precisión. ¿Desde cuándo los conservadores (civiles y eclesiásticos) han sido feministas y se preocupan por ello? Hasta hace unos meses escuchábamos y leíamos en los diarios, su aberración a la causa feminista en lucha. La maldecían y condenaban las marchas por la dignidad de ellas, por la libertad de sus derechos, a decidir sobre su cuerpo, por salario y prestaciones laborales justas. ¿Acaso ya se nos olvidó, que fue aquí mismo en Orizaba, cuando un grupo antifeminista (reaccionario), boicoteó una reunión para informar sobre leyes civiles de derechos a la mujer? ¿Esos mismos grupos conservadores, que usaron la violencia verbal y física para interrumpir un “diálogo entre mujeres”, son ahora los que se muestran complacientes para ir a protestar contra el gobierno nacional?
Aprovechar una causa justa, cómo las marchas feministas, para intentar golpear la institución presidencial, es una canallada. ¿Qué casualidad, los “conservadores” hasta permiso le dan a las mujeres para faltar a su trabajo sin descontarles el día? ¿Cuándo se había visto esto en México?
Regresando al tema de este artículo, el poder judicial, tanto federal como de las entidades federativas (siguiendo los razonamientos del Dr. Buscaglia), es la madriguera donde encarna la corrupción, la impunidad y la injusticia contra los ciudadanos. ¿Para qué andar vociferando sin atinarle a nada, sabiendo que en el Poder Judicial está la mata de la corrupción? El Dr. Buscaglia ha comentado que, en México, el ejercicio de la profesión de abogado, es de las más desprestigiadas del mundo. Es vender la justicia al mejor postor. Los jueces, ha dicho, tienen mala fama porque facilitan la salida pronta de delincuentes de prisión. Por ello mismo, la percepción que el ciudadano tiene del poder judicial en México, es de lo peor.
Los ciudadanos saben que acudir a la justicia en México, es perder el tiempo y NO resolver nada. Ejemplos hay muchos. Veamos algunos. Defraudados de Inverbien, cajas de ahorro e Invergrup, llevan 10 años sin tener una sentencia a su favor, para que se les devuelva su dinero defraudado. Fueron timados por varios millones de pesos en varias entidades del país (entre ellas Veracruz, Puebla y Oaxaca), con fondos de inversión depositados ante notario público, aun así, 10 años después del macro fraude, NO se les hace justicia. La sentencia del juez encargado del caso NO tiene para cuando salir. He conversado con varios de ellos, y he conocido las diversas acciones que han emprendido para recuperar sus ahorros, pero NO hay autoridad judicial que los respalde. ¿Estado de Derecho en México?, ¿dónde?
Por el contrario, me explican, les han pedido mordida, los encargados de las averiguaciones previas en los ministerios públicos. Cuánta corrupción en el Poder Judicial mexicano. Por ello mismo, conociendo tanta complicidad y el entramado de corruptelas, el Poder Legislativo federal presentará la primera semana de marzo de este año 2020, iniciativa de ley que reforme a fondo, la designación del personal judicial, regule los sueldos millonarios de ministros de la corte y magistrados de tribunales, y establezca los controles administrativos que permitan agilizar la justicia. Creo que la iniciativa entra a destiempo, pero algo es algo. No fue interés ni de Fox-Calderón (PAN), mucho menos de Peña Nieto (PRI), promover una reforma al poder judicial federal que diera pauta para que los estados de la República, replicara tal acción. No fue del interés del PRIAN. ¿Por qué no lo hicieron? Por qué sabían que ellos mismos se condenaban. Se hubieran puesto la “soga al cuello”.
Esta es la podredumbre, a profundidad, de todo el sistema de justicia nacional. Es una vergüenza ello. Los negocios en las prisiones es una cuestión real, solapada por el poder judicial, ha dicho el Dr. Buscaglia. Reos sin sentencia y recluidos desde hace años, sin defensor de oficio. Hay datos del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM (J. Ackerman; 2019), donde se detallan estas arbitrariedades. ¿Qué hacer al respecto?, ¿cómo erradicar la corrupción en los penales? El tema es complejo y tiene raíces profundas. No es cosa que se origine hoy. No perdamos la perspectiva y nos dejemos manipular por los conservadores. Cientos de mujeres han denunciado acoso sexual y laboral y NO han recibido a tiempo ayuda judicial. Muchas han muerto por estas negligencias (corrupción), que pudieron evitarse. Es enorme el esfuerzo que el gobierno de México tiene que hacer HOY, para reformar la aplicación de la justicia. ¡Urge se legisle y vigile su aplicación a este respecto!
En este contexto, pobres de los que NO tienen recursos económicos para defenderse de los abusos y atropellos de autoridades y particulares. El gobierno de México NO lo podrá hacer sólo. Necesita del pueblo informado, organizado y movilizado. El pueblo de Orizaba que salga a las calles, levante su voz y ejerza su fuerza ante las injusticias de los poderosos del dinero. Nunca más permitir se junten, el poder político y el poder económico en un solo hombre o grupo de poder. NO permitirlo a nivel municipal, estatal o nacional. Eso engendra corrupción, prepotencia e impunidad. Eso es lo que padece México en estos momentos de dolor. A México le urgen “servidores públicos” honestos y con proceder democrático, que se bajen el sueldo, que vivan como pueblo. Quien NO lo hace es un traidor a las causas populares.
Por ello mismo, nuevamente, desde las páginas de Diario El Mundo, invitamos a los cinco regidores, síndico y presidente municipal de Orizaba, a ganar solamente 20 mil pesos y NO los 50 o 60 mil al mes, que están ganando el día de hoy. Que reciban aguinaldo de sólo 10 mil pesos al año y NO de 100 mil, cual costumbre municipal. Es un llamado del pueblo de Orizaba, que nos hacen llegar cotidianamente los vecinos… Recuerden siempre, la “voz del pueblo es la voz de Dios”.
Saludos, atentos lectores de Diario El Mundo.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz